¿Código de Policía pone en riesgo a los ‘equipos chicos’?

¿Código de Policía pone en riesgo a los ‘equipos chicos’?

20 de abril del 2017

Jorge Fernando Perdomo, presidente de la Dimayor, puso la alerta: “Las consecuencias con la llegada del nuevo Código de Policía podrían generar los partidos a puerta cerrada o suspender el torneo”, manifestó el dirigente a KienyKe.com

El temor de los directivos del fútbol va más allá. El máximo jerarca del balompié colombiano advierte que este decreto podría poner fin a los equipos “pequeños”. “Nos están imponiendo contratar la seguridad que hoy nos presta la policía. Además de obligarnos a contratar con compañías de logística que lleven mínimo seis meses de existencia. Muchos clubes no podrán tener personal propio. Otros entrarían en liquidación”, señaló Perdomo.

Audio Jorge Perdomo

“En una reunión con el superintendente de seguridad estamos cuantificando los valores de este asunto que estaría entre 42.000 y 50.000 mil millones anuales para el FPC”Jorge Perdomo

¿En qué consiste el decreto del Nuevo Código de Policía?

Los artículos 74 y 75 de este reglamento advierten que la Policía Nacional ya no hará parte de la logística dentro de los estadios.

Por ejemplo, el artículo 75 indica las seguridad en los eventos masivos estará a cargo de lo que establece la Ley 1493 de 2011, según esa Ley, quien organice un evento debe “contar con un plan tipo de emergencia para la prevención de riesgos que cada municipio y o distrito definirá la autoridad competente”.

En este sentido, el presidente de Tigres, Édgar Páez, le afirmó a este medio que “en un mes un equipo pequeño se liquidaría si esta norma comenzara a regir”.

Paéz explica que cuando entre en vigenicia el Código de Policía las finanzas se verían afectadas con daños irreparables: “Un partido tipo C (partidos entre equipos “chicos”) nos cuesta 22 millones de pesos en el Estadio de Techo. Un encuentro con seguridad pagada y un equipo grande costaría más de 1200 millones pesos. Cantidad insostenible para nosotros y otros clubes”.

Tigres futbol colombiano

De acuerdo a la explicación del directivo, la existencia de equipos como Tigres, Alianza Petrolera, Cortuluá, entre otros, estaría en riesgo, pues su permanencia depende del recaudo obtenido al enfrentar a los oncenos llamados grandes. Los que llevan más hinchada a los estadios del país.

Carlos Ferreira, presidente de Alianza Petrolera le dijo a KienyKe.com que, en efecto, “a final de año podrían terminar la organización” con esta norma: “Nosotros no podemos sostener el pago de seguridad. El ejemplo ante Millonarios que dejó un hincha asesinado demostró que si con la policía las cosas son difíciles sin ella las cosas serían impensadas. Hablé con Perdomo y la solución sería jugar a puerta cerrada”.

Sin embargo, esta no es una preocupación exclusiva de las escuadras “pequeñas”. El decreto también afectaría la economía de los conjuntos “grandes”.

“Es un factor que nos involucra a todos. Entre más hinchada tenga un club, más costos tendrá. Estoy seguro que todos tenemos la misma postura”.Édgar Páez

Tulio Gómez, presidente del América de Cali, coincide en afirmar que esta norma del Código de Policía afectará las arcas de equipos como que el que él dirige porque “el fútbol colombiano no es rentable en aspectos de logística”.

Gómez considera que la medida se debe implementar gradualmente y no de “un día para otro”. De hacerse de esta forma, la seguridad en los estadios está en un riesgo mayor al vivido en la actualidad: “Haremos lo que dicten las reglas. Lo que nos puede preocupar es que los fanáticos tal vez no vean la misma autoridad con guardias privados que con la policía”.

El presidente de los ‘diablos rojos’, hasta el momento el equipo con mejor asistencia en lo que va de Liga Águila con 22.000 por encuentro, manifestó que con el decreto todas las taquillas de los juegos se irían para este requerimiento.

“Todas las taquillas se usarían para pagar la seguridad. No podríamos hacer esto. Es inviable”, aseguró el dirigente.

¿Posición de la Policía Nacional?

Al respecto, el general Jorge Enrique Rodríguez Peralta, director de Seguridad Ciudadana, explica que “los empresarios deben asumir su vigilancia privada y logística en los eventos. La policía estará, pero esperamos que no en un número tan grande”.

El asunto no tiene una fácil solución, de la discusión y solución debe participar el Gobierno Nacional, pues en últimas, es este el que ejecuta el cumplimiento del Código de Policía.

“La seguridad es una obligación depositada en la constitución por la fuerza pública no se puede trasladar a unos particulares que no pueden asumir esta responsabilidad”, dijo Perdomo sobre esta postura.

El dinero que los equipos ya le pagan al Estado

Cerca del 10% tienen que pagar los equipos por taquilla. Este dinero va al Estado como contribución de los clubes colombianos, además del alquiler de los estadios. Por ejemplo, un partido de Santa Fe y Millonarios en El Campín podría costar hasta 150 millones de pesos por arrendamiento de cuatro a cinco horas.

“El fútbol es una empresa privada pero de interés público que paga impuestos muy altos. Desde que el Gobierno nos obligó a transformarnos en sociedades anónimas (participación social de accionistas que pueden recibir dividendos), estamos tributando gran cantidad de dinero”, expresó Perdomo respecto a la distribución de los costos que deberían ser replanteados con el nuevo decreto.

El máximo dirigente del fútbol colombiano aún no se ha reunido con todos los dirigentes de las escuadras del balompié nacional. Sin embargo, la postura de los equipos sería equivalente por la afectación en materia económica que trae la regulación del código que entrará en vigencia el próximo mes de junio.

Perdomo se reuniría con el Gobierno Nacional para intentar solucionar este dilema que ha provocado el “dolor de cabeza” del ente rector del fútbol colombiano. Luego habría una Asamblea Extraordinaria de la Dimayor para definir el camino final que deberán seguir los conjuntos del FPC.