Los hermanos Arango: Una historia cruzada por la rumba y el licor

Los hermanos Arango: Una historia cruzada por la rumba y el licor

17 de enero del 2017

Paulo César Arango llegó al país en junio de 2016 luego de su fugaz paso por el fútbol de Venezuela. El volante ofensivo vio cómo su carrera perdía el rumbo debido a los actos de indisciplina que lo alejaron de los equipos nacionales de primer nivel.

Lea también: El otro reto de Millonarios y Santa Fe

“Llevo seis meses sin tomarme un trago”, afirmó el futbolista en diálogo con AS. Los golpes de la vida, como él mismo lo dice, lo llevaron a reflexionar porque a sus 32 años sabe que no le queda mucho tiempo en el deporte. Por este motivo espera recibir una última oportunidad para demostrar que puede ser protagonista en el balompié colombiano.

“Quiero seguir jugando fútbol, quiero terminar bien mi carrera jugando en el América y sé que lo voy a lograr. Verán a Paulo César Arango anotando muchos goles”, expresó.

Además le puede interesar:Falcao García y el AS Mónaco le dicen ‘no’ al fútbol chino

Johan, el otro Arango, menor que Paulo, y que en 2017 hará parte de Independiente Santa Fe también ha tenido problemas de indisciplina que lo habrían alejado del Once Caldas y Medellín. Aunque no se han confirmado los rumores sobre las salidas nocturnas del volante de 25 años, medios mexicanos señalaron que el club Chapas no contrató al deportista porque no controlaba sus fiestas, aspecto que podría haber truncado la negociación.

En Colombia también se habló de esta situación cuando al atleta se le rescindió contrato en el Once y en Medellín. Las multas y llegadas tarde a los entrenamientos complicaron su estadía en las escuadras que no quisieron exponer al jugador contando los hechos que originaron dichas sanciones.

Johan, por su parte, siempre ha preferido mantener distancia de este tema en los medios para no entrar en debates que puedan dañar su imagen.

La mala experiencia de Paulo ha tenido en la vida por culpa del licor lo ha llevado a aconsejar a su hermano, de 25 años, “Que aprenda de lo que yo viví. Cuando se fue para Pasto me dijo que iba a romperla y que estaba convencido de que iba a salir para un equipo grande y lo logró. Espero que lo que vivió le haya servido”, fueron las palabras que le dijo a Johan.

hermanos Arango

Futuro de Paulo César Arango

Desde que rescindió su contrato en Venezuela, el volante ha esperado el llamado de algún equipo para volver a competir pero la oportunidad aún no se le ha presentado.

Paulo César anhela volver al América de Cali, donde fue campeón en 2008. Aunque negoció con las directivas de los ‘escarlatas’, el gerente deportivo en ese momento, Julián Vásquez, no creyó conveniente contratar al jugador.

Igualmente, el futbolista aclara que volvió al país no por problemas de indisciplina sino por la difícil situación que se vive en ese país: “Con el equipo decidimos cancelar el acuerdo porque era complicado sobrevivir. Los centros comerciales no abrían y hasta estuve sin agua más de ocho días”.