Prefirió tocarse los genitales que saludar a su rival

Prefirió tocarse los genitales que saludar a su rival

4 de abril del 2016

Mauro Icardi, delantero del Inter de Milán, es conocido por su gran talento y poderío goleador, sin embargo, sus problemas personales lo han hecho caer en las críticas de los medios y los aficionados del fútbol.

Lea también: Football Leaks revela el valor del pase de James

Durante el partido disputado este domingo entre el Inter de Milán y el Torino por la Liga de Italia sucedió algo inédito, los jugadores argentinos Mauro Icardi y Maxi López tuvieron que verse las caras de nuevo. La rivalidad que existe entre los futbolistas no es por aspectos deportivos, sino por un triángulo amoroso que acabó con la amistad de los delanteros. En el saludo inicial, López prefirió no darle la mano a Icardi y tocarse los genitales generando la sorpresa de los aficionados.

La molestia de Maxi con su compatriota se produjo cuando el capitán del Inter de Milán le arrebató a su esposa, la modelo Wanda Nara, con la que llevaba una relación de cinco años que dio el fruto de tres hijos: Valentino, Constantino y Benedicto.

Cuando la modelo argentina le pidió el divorcio a López para irse con su nuevo amor, Mauro Icardi, los medios de comunicación publicaban fotos de la nueva pareja, situación que explotó terminando la amistad de los goleadores y que dejó un precedente negativo por la tensión que se revive cada vez que se encuentran en un campo de juego.

Además le puede interesar: El equipo colombiano que se burla de sus rivales en Twitter

La polémica entre las dos deportistas no paró al final del partido. Wanda luego de finalizar el encuentro publicó en su cuenta de Instagram el momento en el que su actual pareja anotó gol de penal, lo que pudo ser respuesta al gesto utilizado por su exesposo, donde las provocaciones se volvieron constantes.

Tocarse las partes íntimas puede significar muchas cosas, pero teniendo en cuenta la historia de estos dos atletas y su origen argentino, la expresión podría representar el mal humor y fastidio que le produce Mauro Icardi a Maxi López. A pesar de no quererse ver, los delanteros tendrán que acostumbrarse a esta incómoda situación mientras continúen en el balompié italiano.

Pese a su excelente momento con el Inter, Gerardo Martino no ha convocado a Icardi a la selección argentina por las dificultades personales que tiene el delantero. “A mí y a todo el mundo del fútbol no le gustó lo que hizo”, dijo el entrenador, quien no lo ha tenido en sus planes por estas razones.