¿Quién estuvo detrás de la muerte de Andrés Escobar?

¿Quién estuvo detrás de la muerte de Andrés Escobar?

28 de marzo del 2014

“En este proceso ha habido una cantidad de mentiras y mentirosos
que nosotros no sabemos realmente qué pensar”.
Familia Escobar

Minuto 35. El estadio de Pasadena, EEUU, era una caldera en la que el local creyó posible lo imposible: derrotar a la favorita Colombia. Cambio de frente que recibió John Harkes para la selección nacional de Estados Unidos. Paul Caligiuri le pasó por detrás ofreciéndosele para el pase. La jugada parecía diluirse cuando el jugador norteamericano hizo un centro. Sin embargo, Andrés Escobar desvió la pelota mandándola al fondo del arco propio. Sintiendo el golpe, el arquero Oscar Córdoba cayó desplomado, impotente. Escobar se llevó las manos a la cabeza. Acababa de anotar el gol que acabó con las ilusiones colombianas en el mundial de 1994.

Diez días después, con el recuerdo fresco de aquel autogol en la cabeza, Andrés Escobar fue asesinado en Medellín. El parqueadero del Estadero El Indio fue testigo de la discusión que sostuvo el defensor central con los hermanos Gallón Henao, Pedro y Santiago, a quienes les exigió respeto luego de que ellos le reclamaran por la infortunada jugada frente a Estados Unidos. Los ‘patrones’ dieron la orden y el guardaespaldas, Humberto Muñóz Castro, disparó seis veces al jugador causándole la muerte.

Andrés-Escobar-P

Por esta infortunada jugada, Andrés Escobar se ganó ‘enemigos poderosos’.

El clan Gallón Henao

Pedro, José y Santiago, fueron reconocidos durante mucho tiempo como ganaderos de Antioquia que adquirieron reconocimiento público tras el asesinato de Andrés Escobar. Sin embargo, los hacendados han sido sindicados como intermediarios entre narcotraficantes de la región y otros que operan entre Centro y Norteamérica.

José, que no estuvo sindicado en la muerte de futbolista, es quien más estuvo en el ojo del huracán por ser considerado un nexo entre el Cartel de Medellín y sus clientes, así como del cartel de Cali, y de los Pepes (Perseguidos por Pablo Escobar). Aunque siempre lo negó, cayó en la Operación Fronteras que adelantó la Policía nacional el 8 de febrero de 2010, por lo que fue extraditado a Estados Unidos.

Los hermanos Pedro y Santiago confesaron haber financiado grupos paramilitares. Por tal motivo,  Santiago se entregó en 2010 a la Fiscalía , que lo condenó por concierto para delinquir. Los hermanos fueron condenados a 15 años de prisión domiciliaria por el asesinato de Andrés Escobar; luego se les otorgó libertad condicional.

Santiago Gallon, Kienyke

Este es Santiago Gallón, uno de los implicados en la muerte de Andrés Escobar.

Además de ser vinculados con las AUC, estos hermanos son señalados como los que conectaron durante mucho tiempo al narcotraficante mexicano Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, recientemente capturado por las autoridades aztecas. Por si fuera poco, estos narcotraficantes estuvieron implicados en el escándalo de ‘Las guacharacas’, que salpicó al expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Según reveló el diario El Colombiano en 2007, la hacienda Guacharacas fue vendida en parte por Uribe Vélez y Asociados a los hermanos Pedro y Santiago Gallón Henao en 1996, transacción que es efectiva en la oficina de registro de Yolombó. La otra parte del terreno, contó quien cuidaba la hacienda en ese entonces, seguía siendo parte de la empresa de la familia del expresidente.

La venta del terreno se dio en plena condena por la muerte de Escobar de los Gallón Henao , quienes gozaron de privilegios difíciles de entender para la familia del fallecido jugador. Dichas dádivas no fueron disfrutadas únicamente por ellos. Los privilegios también llegaron a quien disparó.

La buena conducta de matar a Andrés

Humberto Muñoz huyó con sus patrones del estadero El Indio luego del asesinato, para ir horas después a una comisaria, sin el bigote poblado que lo caracterizaba y que de repente desapareció. Allí llegó para denunciar el robo de una camioneta que luego apareció abandonada. Los los papeles de la misma aparecieron tiempo después en la casa del ‘Patrón’ Santiago.

Testigos culparon a Muñoz de la muerte de Escobar, hecho que, luego de ser presionado, él confesó. Fue condenado a 43 años y 2 meses de cárcel por homicidio agravado y falsa denuncia. Sólo cumplió la cuarta parte ya que a los once años salió en libertad por buena conducta.

Humberto Muñoz, Kienyke

Humberto Muñoz fue condenado a 43 años por el asesinato del jugador. Salió mucho antes de cumplir su pena por ‘buena conducta’.

En prisión, el asesino gozó de una vida de comodidades que ningún reo suele tener. Tanto así, que el día que se confirmó su liberación Muñoz estaba fuera de la cárcel por un permiso de tres días que le concedió la justicia colombiana. La libertad le llegó cuando ya era libre.

“No hay derecho a que un sujeto condenado a 43 años salga pagando 11 años de cárcel y esté dulce y tranquilamente en la calle. En un país civilizado ya a ese señor lo habían llevado a la silla eléctrica. Pero resulta que por vender bombones y confites dentro del penal o por barrer media hora por ahí, tiene derecho a quedar libre. Eso es una ridiculez que no tiene nombre”, dijo Darío Escobar, padre del jugador, al diario El Colombiano una vez se supo la liberación de Muñoz. Sin embargo, para la familia del defensor central, Muñoz y los Gallón no fueron los únicos que asesinaron a Andrés.

La selección Colombia, ¿el ‘juguete’ de las mafias?

“Si viera en la calle a ese señor Muñoz no le diría nada. En este doloroso crimen él fue un simple payaso”, sentenció Santiago Escobar, hombre de fútbol y hermano de Andrés, que cree que hay más detrás de la historia. Pero si el asesino era solo un payaso, ¿quiénes eran los dueños del circo?

El año de 1994 fue difícil Colombia. Con la muerte de Pablo Escobar reciente, la mafia se disputaba el control del negocio del narcotráfico en el país. Los Pepes, sin el ‘Patrón’ en su camino, comenzaron una guerra sin cuartel entre los carteles de Medellín, Cali, Norte del Valle, grupos paramilitares, entre otros.

Andres Escobar, Kienyke

Escobar era emblema de la selección Colombia. Jamás faltaba en los álbumes.

No obstante, entre tanto derramamiento de sangre, el país sonreía con la Selección Colombia. El equipo de Francisco Maturana asombró al mundo entero con la goleada 5-0 ante Argentina en Buenos Aires. Pelé lo dio como favorito para ser campeón del mundo. Todos estaban contagiados de la fiebre mundialista. Incluso las mafias.

En los carteles eran comunes las apuestas a favor de un jugador, un resultado o, por qué no, salir campeón de un certamen. Cuando las cosas no empezaron bien para la selección en el mundial de Estados Unidos, con derrota ante Rumania 3-1, los ‘capos’ visitaron a Maturana y le hicieron exigencias que, para ellos, encauzarían el rumbo del combinado tricolor.

‘Pacho’ llegó al vestuario de la selección un día antes de enfrentar a los anfitriones, el día del autogol. Llorando, anonadado, el entrenador le dijo a sus dirigidos que todos habían sido amenazados de muerte y que pera él seguir con vida, no debía alinear a Gabriel Jaime ‘Barrabas’ Gómez en el siguiente partido. Pálidos, a la delegación no le quedó otra que aceptar el capricho de la mafia.

Un año después del homicidio, la familia de Andrés Escobar le concedió una entrevista a la revista Semana en la que expresó que no todo está claro en la muerte del campeón de Copa Libertadores con Atlético Nacional. “Lo de las apuestas del fútbol, así digan la Fiscalía y los entes que estuvieron en las investigaciones, que no tuvieron nada que ver, nosotros pensamos que no hay que descartar esa posibilidad. ¿Cómo se justifica que alguien le dé seis tiros a una persona que está sentada en un auto, cuando no hubo ni siquiera agresión física? Pensamos que fue gente que perdió dinero, vieron a Andrés y reaccionaron de esta manera. El único culpable no fue el que disparó”, sentenciaron.

Una versión más ‘romántica’

En las calles de Medellín murmuraron que a Andrés lo mataron por un crimen pasional. Esta versión, más débil y vuelta leyenda, es desmentida por aquellos que conocieron al defensor que jugó en Atlético Nacional y Young Boys de Suiza.

Carlos ‘El Pibe’ Valderrama, líder y amigo de Escobar, prefiere recordarlo como un gran jugador, una persona recta que siempre entregó cariño a sus compañeros. Para ‘El Pibe’, Andrés es un bacán inolvidable, por eso opta por no hablar de aquel momento, que cree cerrado luego de la condena y liberación de Muñoz.

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=ZyEHbckN3lY[/youtube]

24 de mayo de 1988, el día que Andrés Escobar enmudeció Wembley

Andrés Escobar murió llevándose consigo todas las verdades de aquel episodio del 2 de julio de 1994. La justicia colombiana dio un veredicto que no convenció a la familia del jugador, ni al entorno del fútbol. Hoy, a punto de conmemorarse 20 años de su muerte, Colombia tiene el privilegio de jugar nuevamente un mundial de fútbol tras 16 años de ausencia, con la esperanza de que aquellos sucesos queden solo en la memoria.

En Twitter: @RomanGomez