Santiago Arias y el sacrificio para ser futbolista

Santiago Arias y el sacrificio para ser futbolista

7 de junio del 2018

Santiago Arias disputará su segundo Mundial de Fútbol con la Selección Colombia en Rusia. El lateral de 26 años desde joven deslumbró en inferiores y logró ratificarse como uno de los jugadores con mejor proyección en el país. 

Antioqueño de nacimiento, y consciente de lograr sus sueños, llegó a Bogotá a la Equidad Seguros, club en el que logró formarse y debutar en primera categoría. Dejar su familia no fue fácil, pero la capital le abría los brazos para triunfar como jugador. Y así fue.

Con 17 años debutó en el club bogotano y desde ese momento dejó claro que su talento estaba ligado al fútbol colombiano. Tanta fue la confianza que ganó el lateral que en poco tiempo llegó a Colombia Sub-20, para el Mundial que se disputó en territorio nacional, y luego daría el salto al fútbol europeo. Sporting de Lisboa le abrió espacio en sus filas en la temporada 2012.

Tras un año de buen desempeño en la liga portuguesa, fue rumbo a uno de los grandes de Holanda, el PSV Eindhoven. En ese balompié entendió que debía mejorar su experiencia si quería ser llamado a la selección de José Pékerman. 

Se apoderó del lugar que tenía Camilo Zúñiga en el equipo del estratega argentino y no soltó esa casilla hasta convertirse en uno de los futbolistas que más partidos disputó con el técnico argentino. 

Karin Jiménez se convirtió en su esposa, madre de su hijo Thiago y en su acompañante más fiel. De hecho es ella la que controla los asuntos deportivos del futbolista para que todo quede en familia.

Se sabe que luego de Thiago, la pareja planea tener otro hijo en el futuro aunque no tienen fecha para comenzar la planificación. 

Santiago es de pocas palabras y muy serio al momento de tener que dar declaraciones. Sonríe cuando está junto a su familia y al momento de compartir con los compañeros de selección, los que han sido sus amigos en los últimos años.

No sabe si seguirá en Holanda una vez termine Rusia. Fue el mejor futbolista de la liga de ese país con el PSV y un buen rendimiento en la ‘tricolor’ lo podría trasladar a una liga de mayor jerarquía en Europa. Él prefiere esperar y ser cauto. No es de los que se adelanta a las situaciones.

“Tengo mi cabeza con la selección en Rusia. No sé si haya intereses de otros clubes y no puedo hablar de eso hasta que termine el mundial”, señaló Arias. 

El lateral corre por la banda e intenta generar juego para sus compañeros. Con el paso de los años mejoró el oficio y el paso al ataque. 

En Rusia tiene la posición titular en la banda derecha, por lo menos en los papeles, para sudar la camiseta amarilla cuatro. “Soy feliz y agradecido con Dios y mi familia. Amo el fútbol y siempre intento dar lo mejor”, es una de las frases del deportista. 

 

Con los socios!! ????????⚽️ #recuperacion ❄️❄️ ????????

Una publicación compartida de Santiago Arias (@santiagoarias13) el