Inglaterra está en duda para el Mundial de Rusia 2018

Inglaterra está en duda para el Mundial de Rusia 2018

14 de marzo del 2018

Debido a los recientes ataques contra exespías rusos, la relación entre Rusia e Inglaterra se ha visto deteriorada, al punto que la selección de fútbol inglesa podría no asistir al Mundial de 2018, la cita orbital más importante de esta disciplina, que se desarrollará en tierras rusas.

El exespía ruso Serguéi Skripal y su hija siguen en estado crítico tras ser víctimas de envenenamiento con un gas nervioso de fabricación rusa. Y este martes se conoció que Nikolai Glushkov, amigo de Boris Berezovsky, y también considerado enemigo de Rusia, según el Kremlin, fue hallado muerto en su apartamento, de manera ‘inexplicable’.

Ante el primer hecho, Theresa May, ministra de Reino Unido, expulsó a 23 diplomáticos rusos en Inglaterra, y además, se mantiene en la posición de asegurar que su país no tiene nada que ver con este asesinato.

“Gran Bretaña no está sola”, manifestó May en los comunicados sobre las estrategias de seguridad del país. Además señaló que habrá una reunión con los países aliados -Estados Unidos, Francia y Alemania- para tratar el uso de armas químicas ante la OTAN.

En medio de las respuestas y mensajes de parte del embajador ruso Alexander Yakovenko y la primera ministra, el ambiente político y de boicot llegó al plano deportivo.

Boicot inglés

El Secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson, comunicó que una de las represalias al hecho sería recomendar a la Casa Real que el príncipe William no se presente en el evento. Cabe mencionar, que el monarca es el Presidente de la Asociación de Fútbol de Reino Unido.

A su vez, el boicot inglés comenzó a hablar con demás figuras políticas para dejar solo a Vladimir Puttin en el palco de presidentes en el partido inaugural de Rusia contra Arabia Saudita.

Sin embargo, en el plano futbolístico también se especula que la selección inglesa no iría al Mundial de Rusia 2018. Sin duda, es una noticia que toma por sorpresa a la Fifa. Hasta el momento el ente internacional no ha pronunciado ninguna respuesta o solución a esta tensa relación.

Por su parte, Gareth Southgate​, director técnico de Inglaterra, sigue con su plan de entrenamiento y partidos amistosos de cara a la cita mundialista. Sin embargo, para bajar la tensión en las relaciones políticas, el vicepresidente de la Federación Rusa de Fútbol, ​​Nikita Simonyan, comentó que este tipo de hecho no pueden arruinar el deporte.

“El Reino Unido afirmó hace poco tiempo que el deporte debe mantenerse al margen de la política, y ahora estamos otra vez aquí. Si Inglaterra se niega a participar, seguida por Polonia, Japón y lugares probablemente serán ocupados por aquellos que obtuvieron el segundo lugar en los grupos clasificatorios”, afirmó Simonyan.

De cumplir con el boicot, la selección inglesa podría violar los reglamentos de la Fifa. El inte de fútbol internacional señala que todas las asociaciones están obligadas a jugar todos los partidos hasta que sean eliminadas del campeonato. Además de incurrir en sanciones económicas con una multa de 250.000 francos suizos (algo más de 262.000 dólares).