Accidentes fatales que acabaron con deportistas

Accidentes fatales que acabaron con deportistas

31 de Enero del 2014

La fatalidad en el campo de juego o pista no está ausente para los protagonistas del deporte. Los juegos extremos o deportes a motor son los más sensibles a originar una tragedia. Sin embargo, no solo esta modalidad conlleva peligro y muchos deportistas han encontrado la muerte en accidentes aislados por vía aérea, terrestre o por la inclemencia de la naturaleza.

Tragedia de Superga

Torino 1949, Kienyke

En la primera década del siglo XX el mejor equipo de Italia y posiblemente de toda Europa era Torino. Por encima de su archienemigo Juventus, Il Toro acaparaba la atención mundial. Sin embargo, luego de un partido amistoso en Lisboa ante Benfica en 1949, el avión que transportaba al club se chocó contra una muralla de la Basílica de Superga, a las afueras de Turín. En el siniestro murieron todos los jugadores, base de la selección italiana, y uno que otro periodista partidario. Desde allí, Torino nunca pudo recuperar la grandeza que supo tener.

Muerte del ‘Hombre Deporte’

Alvaro Bulto, kienyke

Pocos aficionados a los deportes de riesgo como el español Álvaro Bultó. Sus ansias de adrenalina nunca eran suficientes y por ello participó en numerosas disciplinas como motocross y rally, hasta deportes sideralmente opuestos como paracaidismo y alpinismo. Además, su vida estuvo marcada por la fama, la televisión y por supuesto, las mujeres. Sin embargo, el 23 de agosto de 2013 encontró la muerte mientras hacía las veces de ‘Hombre Pájaro’ en los Alpes Suizos. Algo salió mal en el lanzamiento y la montaña fue su última morada.

Fontana se llevó a Greg Moore

Greg Moore, Kienyke

El automovilismo suele dar este tipo de accidentes a menudo pero no dejan de ser dramáticos. Greg Moore era de los pilotos más consolidados en la extinta Fórmula Cart y mientras competía en la última carrera del campeonato en el ovalo de Fontana, una salida de pista acabó con su carrera a los 31 años. Por cierto, aquella temporada el campeón fue Juan Pablo Montoya.

La inclemencia de la madre naturaleza

Carepa Gaviria, Kienyke

En Colombia también se han presentado accidentes insólitos que han cobrado la muerte de deportistas. En un entrenamiento de Deportivo Cali en 2002, un rayo alcanzó a los jugadores Hermán Gaviria y Giovanni Córdoba acabando con su carrera. Por fortuna, los otros futbolistas se salvaron de la voracidad de la naturaleza aquella vez.

Duro golpe para el boxeo argentino

Carlos Monzon, Kienyke

Los expertos del pugilismo gaucho dicen que Carlos Monzón es el mejor peleador libra por libra que han visto. Sin embargo, la fama le jugó varias malas pasadas. Una de ellas fue la muerte de su mujer, la modelo uruguaya Alicia Muñíz, quien cayó desde un balcón tras una discusión y por lo que Monzón fue a prisión condenado a 11 años. Cuando purgaba su pena, la ley argentina meditaba darle la libertad por lo que accedió a permisos especiales. En uno de ellos, mientras regresaba a la cárcel de Las Flores se accidentó y perdió la vida el 8 de enero de 1995.

Sangre, sudor y lágrimas bajo la nieve

Manchester United, Kienyke

A Manchester United le había costado gran esfuerzo eliminar a Estrella Roja de Belgrado en los cuartos de final de la Copa de Europa de 1958. Camino a casa, el avión debió hacer una parada en Munich para reabastecerse y por algunas fallas que estaban presentando los motores. Sin embargo, la inclemencia del clima que combinaba agua y nieve, precipitó una tragedia que dejó 23 futbolistas muertos, aunque por fortuna Sir Bobby Charlton se salvó del siniestro.

La muerte más trágica y dolorosa de la F1

Ayrton Senna, Kienyke

¿Fue Ayrton Senna el mejor piloto de la Fórmula 1? Una pregunta que quedó sin respuesta el 1 de mayo de 1994 durante el Gran Premio de San Marino en el circuito de Imola. Problemas con la dirección del auto Williams hicieron que el brasileño se saliera de la pista a más de 200km/h quedando con el timón en la mano y tras el impacto, fue trasladado al hospital de Bologna donde horas después falleció. Casualmente, esa carrera fue ganada por Michael Schumacher que hoy se debate entre la vida y la muerte.

El infortunio de Salvador Sánchez

Salvador Sanchez, Kienyke

Era uno de los boxeadores más prometedores del pugilismo azteca. Con solo 23 años, se había coronado campeón mundial del peso pluma y su fama crecía como arroz. Sin embargo, a 12 kilómetros de la ciudad de Querétaro, Sal se accidentó en 1982 mientras conducía un Porsche. Su muerte fue tan llorada que el sepelio fue televisado por cadena nacional.