Andreas Brehme: La gloria que se va por el inodoro

Andreas Brehme: La gloria que se va por el inodoro

30 de septiembre del 2014

Cómo no olvidar el gol de Alemania ante Argentina en la final de la Copa del Mundo de Italia 90, cuando de penal y faltando cinco minutos para terminar el partido,  Brehme  le dio su tercera Copa del Mundo al país europeo.

Júbilo que ya muchos olvidaron, el tiempo borra los sentimientos de los aficionados hacia las glorias que alguna vez llenaron sus vidas de felicidad futbolera.

Hoy, 24 años después de haber llegado a la cúspide de su carrera deportiva, el exdefensor atraviesa una difícil situación económica, con una deuda de 200 mil euros. Y para salir de ella, hasta le ofrecieron un trabajo limpiando inodoros.

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=MsbXRqT19IY[/youtube]

El trabajo dignifica en cualquier sentido pero tratándose de una gloria de fútbol el apoyo podría brindarse de la mismísima Federación alemana de Fútbol o del Gobierno teutón.

“Brehme tendrá que responder ante un juzgado en Múnich por deudas de vieja data que no ha cancelado”. Una cifra cercana a los 200 mil euros”, los cuales corresponden a un préstamo privado que había pedido el ex jugador del Bayern Munich e Inter de Milán, quien también puso en venta su domicilio, hipotecado hace varios años por 400 mil euros, sostuvo un medio local.

La encrucijada del defensa  en tiempos de no gloria

Brehme jugó con su seleccionado los Mundiales de 1986, 1990 y 1994. En 1998, con 38 años, se retiró luego de haber jugado en clubes como Barmbeck Uhlenhorst, Saarbrücken, Kaiserslautern y Zaragoza, este último de España.

Andreas Brehme, jugador Aleman

Luego de su retiro, Brehme siguió ligado al fútbol, aunque su carrera como entrenador no fue frutcífera. En 2006 tuvo su último empleo estable: fue ayudante de Giovanni Trapattoni en el Stuttgart. Desde entonces sólo desempeñó algunos esporádicos trabajos publicitarios.

Ante esta situación se levantaron voces de ex compañeros. “Tenemos la responsabilidad de ayudar a Andreas Brehme, él hizo mucho por el fútbol alemán, le dio un título, y ahora es el turno del fútbol alemán de hacer algo por él. Quizá podemos crear un fondo para proteger a los jugadores que atraviesan emergencias”, expresó Franz Beckenbauer, entrenador de aquel equipo alemán que levantó la copa en Italia.

Por su parte, el Sindicato de Futbolistas Profesionales (VDV por sus siglas en alemán) manifestó su posición ante situaciones como esta a través de su vocero, Ulf Baranowski: “Intentamos enseñarle a los futbolistas como evitar esas situaciones en las que no se sabe cómo ganar dinero fuera de la cancha. Nuestro consejo a ellos es muy claro: hay que tener un plan B, aprender otra profesión, y ahorrar para crear un puente entre el momento de la despedida del fútbol y el de empezar a vivir del contenido del plan B”.

Uno de los ex colegas de Brehme que le ofreció ayuda públicamente fue Oliver Straube, quien le propuso un empleo que poco tiene que ver con la pelota: “Nosotros estamos dispuestos a emplear a Andreas Brehme como ayudante en nuestra firma de limpieza de canalizaciones. Allí él se enterará lo que es trabajar de verdad haciendo el aseo de los sanitarios e inodoros. Eso le servirá para enterarse de cómo es la vida y mejorar su imagen. Eso sí es ayudar a Brehme”.

Información – Clarín