Así juega Suiza, se rumora una sorpresa

Así juega Suiza, se rumora una sorpresa

22 de marzo del 2014

Cuando los bombos del mundial quedaron distribuidos la gran sorpresa fue la confirmación de Suiza como cabeza de serie. La nación del centro de Europa se inmiscuyó entre los ocho mejores países según el Ranking FIFA y por eso, para sorpresa de muchos, se ganó el lugar a ser el ‘mandamás’ del grupo E que comparte con Francia, Ecuador y Honduras. Mientras algunos los miran por debajo del hombro, los suizos saben que tienen una generación capaz de asustar a más de uno en Brasil.

Así llegó al mundial

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=bBZkkxvGk7c[/youtube]

La fortuna quiso que Suiza cayera en el grupo donde el cabeza de serie era la enigmática Noruega, privilegio muy cuestionado en su momento. Sin embargo, quien mandó en el grupo de principio a fin fue la nación helvética clasificando con antelación a una fecha del final luego de un triunfo como visitante ante Albania. La victoria en la fecha final sobre Eslovenia hizo que pasara  a Italia en el ranking y se hiciera merecedor de ser cabeza de serie.

El plantel

Más que nunca, Suiza apuesta por un plantel experimentado que lo lleve a altas instancias en el torneo orbital. La puerta es comandada por el veterano Diego Benaglio (Wolfsburg) quien es sinónimo de seguridad y mando también para la defensa compuesta por Stephan Lichtsteiner (Juventus), Johan Djourou (Hamburg), Steve Von Bergen (Young Boys) y Ricardo Rodríguez (Wolfsburg).

Suiza Plantel, Kienyke

No obstante, el gran poderío helvecio está en el medio campo, donde bajo el mandato de Gokhan Inler (Napoli), se convierten en uno de los mediocampos más compactos del mundo. Junto a él, Valon Behrami (Napoli) y Granit Xhaka (Borussia Monchengladbach) son los encargados de cortar y distribuir. Por las bandas dos jugadores que fácilmente se convierten en delanteros, como es el caso de Xherdan Shaqiri (Bayern) y Valentin Stocker (Basel). La única punta de referencia es el joven Haris Seferovic (Real Sociedad), campeón pre juvenil con Suiza en 2009.

El entrenador

El alemán Ottmar Hitzfeld encontró su lugar en el mundo desde que se hizo cargo de la selección nacional de Suiza en 2008. La experiencia en Sudáfrica le dejó alegrías, sinsabores, pero ante todo enseñanzas. Pese a ser el único equipo capaz de derrotar a España en el pasado mundial, Suiza se quedó afuera en primera ronda por demostrar falta de audacia y ambición, algo que el viejo Ottmar ha cambiado estos últimos años.

Ottmar Hitzfeld, Suiza, Kienyke

Con una generación capaz de lastimar y no solo replegarse a la espera de lo que proponga el rival, Hitzfeld modificó su estilo de juego por uno más propositivo pero en el que sigue primando el orden. Con un mediocampo de lujo, el alemán quiere revancha en Brasil y sabe que su sabiduría le da una ventaja por sobre los otros.

La figura

Stephan Lichtsteiner, Kienyke

No es uno de los jugadores más renombrados, mediáticos o encumbrados, sin embargo, Stephan Lichtsteiner consiguió hacerse con un lugar en la elite del fútbol mundial. Es un lateral derecho que en ocasiones es volante o carrilero, teniendo mucha penetración y mucho gol para su club Juventus. En la selección no se ha quedado atrás y desde su andarivel es común que pise el área y llegue a anotar.

El ausente

Nassim Ben Khalifa, Suiza, Kienyke

Fue el chico que más brilló en la consagración de Suiza en el mundial pre juvenil 2009. Sin embargo, Nassim Ben Khalifa no ha tenido una evolución vertiginosa y pese a algunas presentaciones paulatinas en la selección mayor, no es considerado por Hitzfeld para ir a Brasil. El chico de Nurnberg está a la expectativa que uno de los jugadores del mediocampo se ausente, siendo uno de los elegidos en la pre selección.

Modelo de juego

Lo primordial en Suiza es el esquema defensivo por encima de la propuesta de ataque. Sin embargo, desde Sudáfrica para acá, ha  habido una evolución en el juego de los helvéticos que se basa en un mediocampo muy poblado y que puede cubrir las transiciones ofensivas y defensivas a la perfección. Si los jugadores medulares funcionan, las posibilidades suizas en Brasil pueden crecer como arroz.

Formacion Suiza, Kienyke

Formación de Suiza: (4-2-3-1)