Bacca conquistó Europa y es campeón con Sevilla

Bacca conquistó Europa y es campeón con Sevilla

14 de mayo del 2014

Se dicen que las finales no se juegan, se ganan, y eso justamente fue lo que sucedió en la noche de Turín. De un lado Sevilla, con Carlos Bacca como protagonista y toda Colombia haciéndole fuerza. Por el otro Benfica, empecinado en romper la maldición que le impide ser campeón de un torneo europeo desde 1962.

Quién lo maldijo fue Bela Guttman, el entrenador que les dio la máxima gloria a las ‘Águilas’ en 1961 y 1962. “Benfica no ganará otra final europea sin mí”, sentenció Guttman. Lo cierto es que desde aquella vez, el equipo luso tuvo 7 finales y en todas cayó. Con ese aliado, Sevilla se envalentonó y tomó el protagonismo en el primer tiempo pero sin fortuna de cara al gol.

Con un pálido 0-0 en el marcador, ambos equipos se fueron a las duchas con la sensación que los españoles hicieron un poco más pero no lo suficiente para merecer irse adelante. Benfica reaccionó y salió a vencer a Bacca, a Sevilla y al destino, teniendo una oportunidad múltiple a los 5 minutos de juego pero que con zozobra, los defensores y el arquero andaluz despejaron.

El segundo tiempo favoreció en su totalidad a los portugueses, que con cada situación errada vieron agigantar el fantasma de la maldición de Guttman. La victoria se le negó, pese a hacer méritos y el partido se fue a tiempo extra.

Carlos Bacca Sevilla final

Carlos Bacca erró un gol imposible pero tuvo revancha en los penales

Sevilla se echó agua en la cara. Se despertó del letargo y puso nuevamente en aprietos a su rival. Una pelota larga encontró a Carlos Bacca con terreno a favor y sin rivales que sortear, salvo el portero Artur. Pero el de Puerto Colombia se nubló, quizá por cansancio, y le perdonó la vida a Benfica con una definición defectuosa.

Las piernas de ambos equipos dijeron basta y los embates de cada uno de los conjuntos resultó en nada y todo se fue a penales. Bacca fue el primero en ejecutar para Sevilla y anotó para igualar en ese entonces la serie 1-1.

El penal del colombiano fue premonitorio y Sevilla cobró de manera magistral, aprovechó los malos cobros de Benfica, y con el penal convertido de Kevin Gameiro se coronó de la Europa League, mientras que las ‘Águilas’ seguirán malditas al menos un año más.

Oscar Cardozo Final Benfica

El dolor de Oscar Cardozo al fallar el penal