La selección de fútbol más pobre de la Copa América

La selección de fútbol más pobre de la Copa América

30 de Mayo del 2015

“Se necesita plata. Necesitamos sponsors”, estos pueden ser los requerimientos de un experto en mercadeo que se alista para lanzar una campaña. Sin embargo, esas son las palabras de un entrenador de fútbol, con su propio esfuerzo, prepara a su equipo para el torneo más antiguo del mundo: la Copa América.

Lea también: Esta es la peor selección de fútbol del mundo

Cuando al entrenador alemán Winfried Schäfer le ofrecieron la dirección técnica de la selección de Jamaica lo pensó dos veces. Estaba al frente de la selección de Tailandia, un país al que califica como “futbolero”, y  pese a que no tiene alto nivel deportivo, sí cuenta con altas posibilidades de crecer. “Los clubes tienen mucha gente que los va a ver. La liga está en condiciones de invertir mucho dinero”, allí los problemas no eran de plata. Había y mucha.

Lea también: Esta es la Selección Colombia de futbolistas desempleados

En la selección asiática se empezaron a presentar problemas ajenos a la pelota. “La situación política de Tailandia llevó al fútbol a un camino ridículo. Al final, era imposible entrenar”, recordó Schäfer en diálogo con el sitio oficial de Copa América Chile 2015.

También le puede interesar: ¿Por qué Pelé y Maradona no pudieron ganar la Copa América?

Winfried Schafer

Winfried, un enfermo por el fútbol, exentrenador de Camerún, Borussia Mönchengladbach, Karlsruher y Stuttgart, no toleró la situación. Prefirió el fútbol y dejó la plata en en un segundo plano. “Me convenció la pasión de Horace Burrell, el presidente de la Asociación de Fútbol de Jamaica, al momento de ofrecerme el puesto, y acepté”.

Los seis veces campeones de la Copa del Caribe van a estar también en la Copa de Oro, pero su prioridad en esta oportunidad será enfrentar a Messi, Edinson Cavani y Roque Santa Cruz.

Históricamente, para Jamaica la Copa de Oro ha sido la prioridad, pero desde que la Conmebol invitó a los ‘reggae boys’ a participar,  Schäfer convenció a la Federación de que la única forma de subir el nivel, era enfrentando a los mejores del mundo. En su grupo, el B, tendrá que lidiar con Argentina, Uruguay y Paraguay.

El entrenador de 66 años, que está a cargo de Jamaica desde 2013, se define como un “apasionado por el fútbol” que le gusta enseñar. “Es una de las principales cosas que hay que tener para ser entrenador. Muchos entrenadores tienen un sistema en la cabeza e intentan imponerlo. Eso no sirve. Hay que analizar al tipo de jugadores, y las posibilidades que hay. Después, potenciar a los jugadores”.

Al ser cuestionado por el objetivo que tiene Jamaica en esta Copa América, Winfrield no evita comprometerse. Es frentero y habla como si tuviera a la mejor selección del campeonato. Se le olvida, o quizá no lo quiere mencionar, que con solo lo que vale Messi, se puede pagar hasta tres veces un equipo como el que dirige. “Somos profesionales y a cada torneo que entramos lo queremos ganar”, dice a la página oficial del campeonato que empieza el próximo 11 de junio. Jamaica debutará contra Uruguay el 13 de junio a las 4:00 pm.

“Nos concentramos en toda la Selección Argentina, no sólo en Messi. Él siempre puede hacer la diferencia, pero buscaremos que sea un desafío para él”.

SEl Jamaica

El sitio web cuestionó a Winfried sobre lo que tiene qué hacer Jamaica para crecer futbolísticamente, a lo que respondió: “El fútbol de Jamaica necesita más sponsors. Quizás suena superficial, pero no lo es. Como en educación, tú tienes que invertir dinero para mejorar la estructura y la organización. Desafortunadamente, se necesita plata para mejorar a los entrenadores permitiéndoles formarse en otros países. Pero Jamaica es un país impresionante, con gente muy cálida. Necesitamos sponsors”.

“¿Le gustaría dirigir en Sudamérica?”, le preguntan: “Me encantaría. Se puede ver la pasión de la gente, la calidad de los jugadores y, claro, la actitud, la comida y la belleza que tienen en el continente. Aunque parece que los entrenadores alemanes no son muy queridos, mucho menos en Brasil”.

La actitud del entrenador de Jamaica ha hecho que sus rivales lo empiecen a mirar con algo de respeto. No está dispuesto a ser la cenicienta del torneo.

El defensa del Atlético de Madrid, Diego Godín, afirmó que la selección uruguaya de fútbol debe “olvidar” la baja del delantero Luis Suárez y centrarse en el debut del equipo en la Copa América frente a Jamaica, el cual consideró como el partido “más difícil” para el equipo charrúa.

“Todos sabemos que la ausencia de Luis es importante porque es un jugador fundamental para nosotros, es un líder dentro y fuera del campo, pero tenemos que olvidarnos de él y prepararnos los que estamos sabiendo que tenemos una Copa América muy exigente”, dijo el zaguero en rueda de prensa tras un entrenamiento con la Celeste.

En cuanto a los favoritos para alzarse con la Copa América, que se celebrará en Chile entre el 11 de junio y el 4 de julio, el defensa uruguayo dijo que Argentina y Brasil son los rivales a batir y apuntó a Chile, Colombia y Uruguay como otros equipos con opciones de ganar el campeonato.

“Confiamos en nuestras posibilidades porque somos una selección muy fuerte y los vigentes campeones, pero tenemos que trazarnos objetivos cortos. Nos equivocaríamos si vamos pensando en jugar la final contra Argentina antes de jugar con Jamaica“, destacó el capitán de la Celeste.

Godín recalcó la importancia del debut de Uruguay frente a Jamaica e indicó que el objetivo es ganar ese primer partido, el cual destacó “como el más importante” que tienen que preparar en estos momentos.

Winfried Schäfer logró convencer a las directivas de Jamaica que su proyecto requería de plazo. No es una ambición de corto plazo, y para eso recordó su labor con Camerún en 2002, equipo con el que ganó la Copa de África y tuvo una gran participación en la Copa Confederaciones del 2003. En el conjunto camerunés, pasó por varias situaciones complicadas, un contexto similar al que asume en Jamaica: “Llegamos al Mundial 2002 una semana tarde, con un boicot de una aerolínea que se quejó porque la Federación no les había pagado los pasajes. Nunca fue posible trabajar de una forma profesional”, recuerda.

Comenta que con Jamaica, al igual que con la Selección africana, sintió empatía con la gente de inmediato. “Después de unas semanas ya sentía que quería a todos, los jugadores, la gente…en eso veo mucho potencial”.

Schäfer tiene como objetivo crecer desde las bases de Jamaica. Su apuesta es fuerte y valiente. Los últimos resultados animan a los ‘Reggae Boys’ a ir por el milagro. En marzo, vencieron 2 a 1 a Venezuela, un rival que ya tiene su respeto en el fútbol sudamericano.