Él dice que sí sería capaz de hacer la pelea del siglo

7 de febrero del 2015

Don King convirtió al boxeo en un deporte de lujos, excesos y descontrol.

Don King, Floyd Mayweather, Manny Pacquiao

Sobre el cuadrilátero no solo hay prestigio, un título mundial y honor. También hay dinero, mucho dinero.

La pelea entre el filipino Manny Pacquiao y el estadounidense Floyd Mayweather sería no solo la pelea del siglo, sino el combate más millonario de toda la historia. Se calcula que entre los dos podrían juntar cerca de 250 millones de dólares.

Lea también: Uno de los mejores boxeadores del mundo es gay

Sin embargo, la pelea hasta ahora se ha disputado fuera del cuadrilátero. Por redes sociales  y medios de comunicación, representantes de uno y otro boxeador se mandan dardos venenosos.

Se acusan de no querer pelear por miedo o cobardía, pero lo único cierto es que no se han podido poner de acuerdo en el porcentaje de la bolsa ganadora. Lea también: Frank Maloney, una leyenda del boxeo que se cambió de sexo

Floyd habría dicho que el porcentaje de las ganancias no le gustaban. Según trascendió, el estadounidense se llevaría 100 millones de dólares, mientras que el filipino 80, incluso menos. En todo caso una gran suma para ambos púgiles; la bolsa más grande en la historia del boxeo.

Manny Pacquiao

Pero la lucha por los millones de dólares no solo la protagonizan los boxeadores y sus representantes; también se libra una batalla mediática. Dos poderosas cadenas pelean por la transmisión de la pelea. HBO y Showtime también tienen su duelo.

HBO, que siempre ha transmitido las peleas del filipino, quiere, a toda costa, quedarse con el rating y la plata que le representaría la transmisión de la pelea del siglo. Lo propio desea Showtime, la cadena con la que Floyd Mayweather tiene contrato.

Se ha contemplado la posibilidad de una transmisión conjunta, pero cuando hay tanto en juego pocos quiere ceder. Sobre este particular solo hay un antecedente: Showtime y HBO realizaron una transmisión compartida cuando se enfrentaron Mike Tyson y  Lennox Lewis el 8 de junio de 2002. Ese día Lewis dominó totalmente el combate y finalizó con victoria por KO en el octavo asalto.

Ese pelea fue, hasta ese día, la más vendida en la historia del pay per view (televisión paga que generó 106.9 millones de dólares). Esta pelea podría dejar una ganancia cercana a los 200 millones.

Mientras muchos hablan de lo que sería un espectáculo netamente deportivo, el promotor de Pacquiao, Bob Arum, tuvo un arranque de sinceridad en una entrevista que concedió a Yahoo Sports: “Quiero que se realice esta pelea para ganar dinero. Quiero que todo el mundo gane mucho dinero”.

Floyd Mayweather

Y con la idea de ganar dinero, “mucho dinero”, los boxeadores han hecho un esfuerzo. A los dos se les ha visto reunidos afinando los detalles de la pelea que se realizaría en el mes de mayo. Pero los dardos venenosos por redes y medios están lejos de detenerse. Especialistas dicen que todo se trata de una estrategia publicitaria.

Él dice ser capaz de realizar la pelea

En la polémica, como era de esperarse, intervino el legendario promotor de boxeadores Don King, quien sin dudarlo criticó a los promotores del esperado evento, no sin antes decir sin ningún asomo de humidadad: “Yo ya hubiera hecho Pacquiao vs. Mayweather”.

“Si hubiera sido yo el promotor de esa pelea ya se hubiera hecho. La última pelea que estuve en Las Vegas se vendía sola; esto hubiera sido un gran negocio” aseguró el hombre que logró concretar grandes duelos en su carrera como Muhammad Ali vs. George Foreman, el propio Ali contra Joe Frazier, y Mike Tyson contra Lennox Lewis, peleas insignias del deporte de las narices chatas.

Don King

Don King aseguró que con tanto dinero en juego, las estrategias de hoy faltaron antes. “Las tácticas que están utilizando ahorita debieron haberlas utilizado antes; le hubieran dado 100 millones a cada uno, la pelea sigue siendo interesante pero ha perdido algo de su encanto”.

Agregó que “sigue siendo una pelea interesante, aunque Mayweather no ha perdido y Pacquiao ya lleva dos derrotas, eso no le quita que sea una pelea esperada”, finalizó el promotor, quien dijo desconocer el status de las negociaciones.

De esta forma, el hombre señalado de quedarse con el dinero de boxeadores de talla mundial como Mike Tyson, Roy Jones Jr., Wilfredo Gómez, Sugar Ray Leonard, George Foreman, Roberto Duran, Julio César Chávez y Wilfredo Benítez, metió la cucharada en el esperado evento.

Así, el hombre del copete de alambre, lucha por no perder protagonismo. Hoy es invitado como atracción pintoresca a distintos países, donde se presenta con extravagantes vestimentas y agitando las banderitas nacionales del país que visita.

Tras una dura infancia, King comenzó a dominar los negocios turbios de Cleveland, Ohio, según relatan sus biógrafos. Uno de los afro más famosos del mundo, empezó organizando peleas ilegales en Cleveland.

Muhammad Ali vs George Foreman

La legendaria pelea entre Muhammad Ali vs. George Forema fue organizada por Don King.

En 1954, Hillary Brown, quien intentó robarle, terminó muerto por un balazo en la espalda. Se rumorea que Brown pretendía llevarse 600 dólares de una casa de apuestas que regenteaba el por entonces joven King. Finalmente, el homicidio fue calificado de “ defensa justificada”.

Pero en 1967, Donald King fue encontrado culpable por asesinato en segundo grado de su exempleado Sam Garrett y debió permanecer en prisión por más de cuatro años. Uno de los testigos calificó como “brutal” la ejecución a golpes de Garrett contra el pavimento.

Al salir de la cárcel organizó una pelea histórica. Invitó a Muhammad Ali a participar de una exhibición a beneficio de un hospital local el lunes 28 de agosto de 1972. Contra todos los pronósticos, el promotor logró recaudar 80 mil dólares, la segunda cifra más alta de la historia para este tipo de presentaciones boxísticas que no incluyen peleas oficiales.

El estilo de vida de King fue adoptado por sus boxeadores. Creó un ambiente de drogas, lujos, trago y rumba sin control.

Y es por ese estilo de vida que logró imponer ese estatus a un deporte de las clases bajas como el boxeo, que por estos días nadie pelea gratis, y eso incluye al filipino Manny Pacquiao y el estadounidense Floyd Mayweather.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO