El deportista que fue más rico que Lionel Messi  y Cristiano Ronaldo juntos

El deportista que fue más rico que Lionel Messi  y Cristiano Ronaldo juntos

12 de marzo del 2016

Según la revista Forbes, el deportista más rico de la última década es el golfista Tiger Woods, seguido por el boxeador estadounidense, Floyd Mayweather.

La publicación económica señala que Woods, en los últimos diez años, ha ganado 845 millones de dólares, mientras que el boxeador logró amasar  una fortuna cercana a los 600 millones de dólares.

Pese a la sobre exposición mediática que tienen Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, Forbes ubica a los futbolistas en el cierre del top diez de esta lista.

Ronaldo es noveno con 407 millones de dólares y Messi décimo con 350.

Sin embargo, ninguno de estos deportistas está cerca del deportista más rico de todos los tiempos. Se trata de  Cayo Apuleyo Diocles, un corredor de caballos en carreta que en el año 104 en Augusta Emerita, capital de la provincia hispana de Lusitania.

Según el blog Knowledge Nuts, del que hace eco el diario Abc de España, Diocles logró acumular premios por valor de 35.863.120 sestercios, que al cambio actual serían más de 13.600 millones de euros.

Cayo Apuleyo Diocles tiene una impresionante marca de 1462 victorias en 4257 carreras disputadas.

Para su suerte, Diocles tuvo una prolongada carrera deportiva (24 años). Él se retiró del deporte a los 42 años con una estabilidad económica envidiable.

El majestuoso auriga era un ídolo para sus fans, su talento en las carreras provocaban los aplausos y la admiración de Roma, que se rendía a sus pies.

Según el blog especializado Historia y Arqueología, “siguiendo con el símil automovilístico, de Cayo Apuleyo se conocen hasta los detalles del motor que usaba para arrasar en las competiciones: sus caballos reales, siendo los más conocidos Cotino, Gálate, Abriego, Lúcido y Pompeyano”

La película Ben-Hur, obra surgida en 1959, describe las competencias de caballos, las mismas en las cuales Apuleyo logró consolidarse como insignia de la capital romana.

Aunque era analfabeto y con pocos conocimientos académicos, nunca se sintió menos, filosofía que lo llevó a la cima del deporte.

Según Miguel Alba, exdirector del Consorcio de la Ciudad Monumental del Mérida, “su inscripción está en Roma, en la metrópoli, y allí solo están los mejores del imperio. En su caso, quedaba claro que Diocles movía pasiones”.