El fútbol que dio origen al Barcelona moderno

El fútbol que dio origen al Barcelona moderno

17 de septiembre del 2013

Pasan los años y Barcelona FC sigue encantando con su juego exquisito. Gambetas de Lionel Messi, magia y talento en los pies de Andrés Iniesta y Xavi Hernández, factores que colocan al equipo blaugrana como un referente del fútbol actual más allá del resultado. Sin embargo, allá en el tiempo, cuando las jugadas se pasaban en blanco y negro, la semilla del actual equipo culé comenzó a germinar en la tierra de los tulipanes. Barcelona enfrenta en la Champions League al Ajax de Holanda, algo que puede interpretarse como un enfrentamiento entre hermanos.

El padre del fútbol moderno

Marinus Hacobus Jendricus Michels era un joven que respiraba fútbol en una tierra inhóspita para la práctica de este deporte en los años 40 y 50. Obsesivo, estricto, temperamental, se desempeñó como delantero en un humilde equipo de Ámsterdam de nombre Ajax, que apenas si podía mantenerse en primera división año tras año a pesar de dos ligas ganadas. El amateurismo en Holanda no permitió que este jugador destacara a nivel mundial, sin embargo todo cambió cuando tras su carrera futbolística, iniciara una como entrenador.

Ajax 1968 1970, Kienyke

En los años 70, este Ajax revolucionaba el fútbol mundial. En la foto, ilustres como Neskens, Cruyff y su entrenador Rinus Michels (arriba, derecha)

Ayudado por jóvenes prodigios que aparecían en cualquier rincón de los Países Bajos, como el caso de Johann Cruyff, Michels pudo plasmar su idea de lo que para él era el ‘fútbol presión’. “Consiste en acosar sin tregua ni respiro al adversario para recuperar la posesión del balón, y no ceder a ningún precio la iniciativa del ataque al contrincante, contando con dos requisitos básicos: un espíritu de lucha inquebrantable y una perfecta preparación física, sin los cuales el sistema se derrumba irremediablemente”, definía Rinus lo que hoy se denomina ‘fútbol total’.

La revolución enseguida dio sus frutos. Una copa de Europa en el año 1971, cuatro ligas holandesas y el derrocamiento del monarca Feyenoord en el fútbol de los Países Bajos, fue el legado que dejó en ‘General’ Rinus en Ajax antes de pasar a dirigir a Barcelona y posteriormente a la selección nacional de Holanda.

La Naranja Mecánica

En tiempos en los que el cineasta Stanley Kubrick era un boom en el séptimo arte con su película ‘La Naranja Mecánica’ (A Clockwork Orange), Holanda empezó a emularla en el terreno de juego. Kubrick era un director meticuloso, perfeccionista, obsesivo en los detalles de sus filmes; Michels lo era con su equipo.

Con la formación 4-3-3 como dogma, la versión de Holanda perfeccionó lo que empezó en Ajax ya que contó con mayores herramientas agregándole a Cruyff la compañía de Rob Rensenbrink y John Rep, formando el tridente más temido en la década de los 70. El fútbol total consiguió que cada jugador se desempeñara en diferentes posiciones, siempre rotando, por lo que no era extraño ver a los defensores pisar el área rival en jugadas de ataque.

Cruyff, Kienyke

Johann Cruyff trasladó su juego de Ajax a la selección de Holanda. El fútbol total que inventó Michels fue ejecutado por él.

Otra característica de este equipo fue el aprovechamiento de las bandas en velocidad. Los punzantes aleros neerlandeses no se limitaban en ser extremos sino que también se convertían en delanteros centro, así como Cruyff, quien ocupaba la posición de delantero central, habitualmente bajaba al medio campo para generar juego. A pesar que el fútbol de Holanda no consiguió títulos en nivel de selecciones (perdió la final del mundial 1974 contra Alemania, con Michels en el banco y Cruyff en la cancha), el equipo marcó un hito y transformó el fútbol mundial desde ese entonces.

Fútbol de ensueño

El heredero del fútbol inventado por Rinus Michels fue su máximo baluarte Johann Cruyff. Imagen de los colores de Barcelona, con el que jugó desde 1973 hasta 1978, volvió en la década del 90 a entregar el mensaje que recibió del ‘General’.

La recolección de los conceptos de la ‘Naranja Mecánica’ dio vida a lo que se llamó el ‘Dream Team’. Aprovechando el mote que ganó el equipo de baloncesto de los Estados Unidos en las olimpiadas de Barcelona 1992 (Jugaba Michael Jordan, Magic Johnson, entre otros), el Barça de Cruyff combinó el fútbol total con la magia de jugadores como Michael Laudrup y Hristo Stoichkov. Durante ocho temporadas el legendario #14 le dio la identidad de aquel Ajax al club culé, lo que se incrustó en las divisiones inferiores, añadiendo entre otras cosas, el sistema táctico 4-3-3.

Rinus Michells, Kienyke

Rinus Michels y Johann Cruyff fueron los precursores del fútbol del Barcelona de hoy. Ambos pasaron por la institución culé