La mafia italiana quiso vengar a Máxi López en el caso de Mauro Icardi

La mafia italiana quiso vengar a Máxi López en el caso de Mauro Icardi

17 de octubre del 2016

Mauro Icardi y Maxi López eran muy buenos amigos, ambos futbolistas militan en el fútbol italiano desde hace varios años. Pero, de un momento a otro, la relación se dañó y terminó de la peor manera.

Lea también: El escándalo sexual que tiene en problemas a Usain Bolt

¿Por Qué?

La Furia de Maxi con su compatriota se produjo cuando el capitán del Inter de Milán le arrebató a su esposa, la modelo Wanda Nara, con la que llevaba una relación de cinco años que dio el fruto de tres hijos: Valentino, Constantino y Benedicto.

Wanda le pidió el divorcio a López en 2013 para irse con Icardi. Hecho que sorprendió al mundo por la amistad que tenían los deportistas.

Además le puede interesar: ¿Por qué Falcao no fue convocado para jugar la Champions?

Los problemas entre los argentinos, algunas veces, se han hecho públicos. El pasado mes de abril, en el partido del Inter de Icardi y el Torino de Maxi, se presentó un suceso que generó la sorpresa de los espectadores. López prefirió tocarse los genitales que saludar a Mauro.

Vea el video de Mauro Icardi y Maxi López:

“Llevamos años intentando hablar para llegar a algo. La madre debería evitar este tipo de cosas que hace Mauro”,afirmó Maxi, respecto a la situación que vivió hace algunos meses cuando no podía ver a sus hijos.

Cuando López militaba en el Catania en 2013, habría sido contactado por la mafia italiana para “saldar” cuentas con Icardi por quedarse con la que, hasta ese momento, había sido su esposa.

“¿Quieres que acabemos con él? ¿O que no vuelva a jugar al fútbol? ¿Le rompemos las piernas?”, al parecer, le dijo la organización al jugador, según el periodista Carlos Monti en su programa Radio 10.

La respuesta de Maxi fue negativa porque no quería involucrarse en ningún delito. Sin embargo, en su auto los hombres le dejaron el número del jefe por si su decisión cambiaba.

A Wanda Nara no le gustó esto y afirmó que esto era una falsedad del periodista. “Lo llamativo es que nos hacen entrevistas y no nos preguntan por nadie, de todo los que se sientan en programas a hablar de mi o de mi marido”, expresó la modelo en su cuenta de Twitter.