Emmanuel Adebayor es fanático de Diomedes Díaz

Emmanuel Adebayor es fanático de Diomedes Díaz

13 de febrero del 2016

Pasó año y medio para que el futbolista togolés, Emmanuel Adebayor marcara un gol.

Lea también: Cuando Emmanuel Adebayor pensó en el suicidio

Su último tanto lo había marcado en octubre de 2014 cuando vestía la camiseta del Tottenham tras un paso desafortunado por el Real Madrid. 

Este sábado le marcó al Watford, pero su equipo, el Crystal Palace, perdió por 2-1.

Además: Deportistas que lo tuvieron todo y ahora viven en bancarrota

El delantero de 31 años que suma 97 tantos en la Premier League, llegó al Crystal Palace a principios de esta temporada.

El tanto que convirtió este sábado es el regreso al gol del togolés, por eso lo celebró a rabiar.

Sin embargo, en Colombia poco se haba de su gol,  Adebayor es noticia porque gracias a un video que el delantero subió a su Instagra, se descubrió que el delantero es fanático de Diomedes Diaz.

En el video se ve al delantero bailar con su hija la canción “Nadie Más Como Tú” del artista colombiano que murió en diciembre de 2013.

El futbolista tiene un pasado triste. Cuando se apagaban las luces del estadio, las del cuarto del hotel de concentración y los flash de las cámaras ya no disparaban, empezaba el drama de Emmanuel Adebayor. Un drama que sufrió en silencio durante muchos años hasta que decidió abrir el alma y compartir su dolor con Didier Drogba, su ídolo. “Debes hacer algo que te haga verdaderamente feliz”, le aconsejó el delantero del Chelsea, el mismo que alguna vez detuvo una guerra.

Después de mucho pensarlo, Adebayor decidió compartir su tragedia con el mundo. En mayo de 2014 en su cuenta de Faceebook, el delantero togolés relató la difícil situación familiar que incluso lo ha llevado a pensar en el suicido.

“Muchas veces quise darme por vencido. Pueden preguntarle a mi hermana, Iyabo Adebayor, cuántas veces la he llamado ha decirle que estaba dispuesto a suicidarme”.  Terminar con su vida era la solución que Emmanuel pensó para terminar la guerra que vivía en el interior de su familia.

El futbolista contó que todo su drama se reduce a problemas de dinero. Pero también podría hablarse de envidias y la falta de oportunidades que abundan en su natal Togo.

En las confesiones públicas de Adebayor sorprende una que se registró durante su paso por el Mónaco francés, cuando pagaba frecuentemente los pasajes de avión para que sus hermanos mayores, Kola y Peter, lo visitaran.

Sin embargo, lejos de ser agradables visitas familiares en las que se hablaba de fútbol y se podía, de golpe, salir a tomar una cerveza y seducir mujeres francesas, eran visitas casi mortales.

Tras un entrenamiento, ‘Manolito’, como algunos llaman a Emmanuel, fue a su apartamento a descansar. Al despertar tenía un cuchillo pegado en la garganta. “Cuando abrí los ojos mis dos hermanos estaban allí”, aseguró.