Fútbol, la esperanza de los refugiados sirios pateados por una periodista

Fútbol, la esperanza de los refugiados sirios pateados por una periodista

16 de septiembre del 2015

Osama Abdul Mohsen y Zaid, los refugiados sirios golpeados por una periodista cuando huían de la policía en Hungría, llegarán a España para acomodarse en la ciudad madrileña de Getafe, donde serán acogidos por el presidente de una escuela local de entrenadores de fútbol.

Padre e hijo se instalarán en España gracias a las gestiones del presidente del Centro Nacional de Formación de Entrenadores (Cenafe), Miguel Ángel Galán, que logró contactar con ellos a través de un periodista español y les propuso vivir en este país, según un comunicado de la escuela.

Osama Abdul Mohsen entrenó al Al-Fotuwa, en la primera división en Siria, y su hijo Said, de siete años, sueña con ser futbolista como su hermano, explicaron.

Para realizar su ofrecimiento, Galán contó con la ayuda de un ciudadano que habla árabe y voló desde la capital española para reunirse con padre e hijo en Múnich (Alemania).

Los tres llegarán esta noche a Madrid y después se trasladarán a Getafe, donde Osama y Zaid tienen preparada una casa.

El promotor de la llegada de los refugiados hizo un llamamiento a todos los vecinos que puedan colaborar con alimentos no perecederos y ropa para los refugiados.

La intención de Galán es traer la próxima semana al resto de la familia: la esposa de Osama y otros hijos.

Las imágenes de Mohsen y su hijo rodando por el suelo tras ser pateados y zancadilleados por una reportera húngara fueron ampliamente destacadas por los medios internacionales, y reprobadas en las redes sociales.

*Con información de la Agencia EFE