Fútbol y mafia: ¿matrimonio por conveniencia?

Fútbol y mafia: ¿matrimonio por conveniencia?

30 de octubre del 2014

Fútbol y mafia es un matrimonio por conveniencia y también una amenaza antideportiva que desestimula la emoción del juego. Así lo demuestra el último escándalo que afectó el balompié de Indonesia después de que dos equipos arreglaran el resultado para evitar enfrentarse en la ronda siguiente a otro club (Pusamania Borneo FC), supuestamente relacionado con una mafia local.

Cinco goles a propósito  

En un video difundido en internet se ven las imágenes de los porteros de ambos equipos, el PSS Sleman y el PSIS Semarang, de la liga de Indonesia, que no hacen ningún esfuerzo por detener los balones que les llegan en el transcurso de un partido de cuartos de final disputado en Yogyakarta, en el centro de Java.

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=LOA4sB944-w[/youtube]

“Los dos clubes han sido descalificados de la competición”, declaró el presidente de la Comisión de Disciplina de la Asociación Indonesia de Fútbol (PSSI), Hinca Panjaitan, quien sostuvo que se ha abierto una investigación para encontrar a los responsables.

Finalmente, el partido lo ganó el PSIS Semarang, después de que el PSS Sleman marcase tres goles en su portería en los últimos tres minutos.

Fútbol y mafia han protagonizado otros escándalos. Aquí algunos ejemplos:

La mafia, dueña de clubes

El recordado WikiLeaks, que difundió información secreta de diferentes entes administrativos en el mundo, también salpicó al fútbol. En 2013 informó que “se cree que los clubes de fútbol búlgaros están controlados directa o indirectamente por figuras del crimen organizado que usan los equipos para ganar legitimidad, lavar dinero y obtener dinero fácil”.

Boban Dmitrovic

El jugador serbio Boban Dmitrovic aseguró que muchas veces vio cómo dos equipos serbios se ponían de acuerdo en torno al desenlace del partido antes de jugarlo. “Poco antes del arranque se le daba una nota a los jugadores. Tenían que cooperar porque si no verían comprometidas sus carreras”, confirmó Dmitrovic al FIFPro, del sindicato internacional de futbolistas.

¿Y los árbitros?

Con pito en boca y tarjeta en mano, los jueces que imparten justicia en un partido de fútbol también tienen su cuota de responsabilidad en la relación con el hampa.

Ravshan Irmatov

Se cree que árbitros corruptos incidieron en el resultado de varios partidos de la Copa del Mundo de Sudáfrica en el 2010. Un informe de la FIFA sostuvo que había “evidencia sólida” de que así había sido. Ese fue el caso de Holanda vs Uruguay, que fue un partido muy discutido por sus polémicas jugadas.

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=g1BPzMsN-t0[/youtube]

Mientras tanto, un año después, hubo dos partidos sospechosos en Turquía: Bolivia – Letonia y Bulgaria – Estonia. En este último los siete goles anotados fueron producto de penales. La revista alemana Stern publicó que en el partido de Bulgaria se habían apostado 6,9 millones de dólares.

Internet y casas de apuestas

Las bandas se han dado cuenta de que si se adueñan de los clubes no tienen que pagarles a los jugadores para arreglar partidos. Simplemente les ordenan que vayan a menos, perdiendo o empatando.

Las apuestas deportivas generan cientos de miles de millones al año, el 90% de los cuales proviene del fútbol, declaró el jefe de la Interpol, Ronald Noble Eaton, quien en el pasado trabajó en la FIFA, y calculó que las apuestas reportan unos 500.000 millones de dólares anuales.

Las bandas de la mafia van a la fija con el arreglo de partidos para apostar dinero sabiendo que van a ganar. También se arreglan encuentros para que un club suba de división o se clasifique a algún torneo lucrativo, que puede generar más ganancias.

Joseph Blatter

La FIFA estima que el crimen organizado gana unos 15.000 millones de dólares anuales a partir del arreglo de partidos. En Italia solamente, dijo Eaton, se comprobó que esa actividad le generó 2.600 millones de dólares a la camorra y a la mafia.

Las autoridades del fútbol saben que el arreglo de partidos puede minar la integridad del deporte, espantar a los anunciantes y reducir el valor de los contratos televisivos. No obstante, la Fifa ganó 2.400 millones de dólares con la venta de los derechos de transmisión de la Copa Mundial del 2010 en Sudáfrica y ya tiene asegurados al menos 2.300 millones para el mundial del 2018 en Rusia.