El futbolista que resultó de dos guerras

29 de marzo del 2015

Es el primer jugador negro en hacer un gol con la camiseta del Athletic de Bilbao.

Iñaki Williams

Iñaki William escapó de la marca fuerte de Molinaro y se convirtió en leyenda.  El joven de 20 años se había convertido en el primer jugador negro en la historia del Athletic de Bilbao, en hacer un gol con esa camiseta. Lea también: El futbolista que se burló de Hitler

Así como William había escapado de la marca del defensor del Torino, sus padres, Félix Williams y María Arthuer -hace más de dos décadas- escaparon de las guerras en Liberia y Ghana. También le puede interesar:  Drogba, El elefante que detuvo una guerra

La pareja se conoció en un campo de refugiados cerca de Accra (capital de Ghana) y huyó a Barakaldo, ciudad del País Vasco en España. Allí, lejos del continente negro, nació el león Willy, como le llaman sus compañeros.

Huyeron de la guerra pero no de la pobreza. Felix trabajaba en lo que podía y María limpiaba pisos, baños, paredes. Mientras tanto Iñaki vivía, o bueno, sobrevivía. Lea también: Este es el equipo del que era hincha Hitler

Iñaki Williams

Como pudieron, se fueron para Navarra. Allí lograron conseguir trabajo. Empezaron a vivir de la recolecta de alimentos y del cuidado de animales. Esta historia también le puede interesar: El futbolista más sinvergüenza de la historia

Cuando no estaba vigilando las bestias, Iñaki jugaba fútbol, deporte que lo sacó a él y a su familia de la pobreza.

El campo le dio de comer y también en el campo encontró su destino. Entrenadores de Club Natación, filial del Osasuna, lo vieron jugar y sin demora lo reclutaron. El fútbol evitó que lo hubieran enlistado para la guerra.

Ya no cuidaba vacas o burros. Empezó a jugar fútbol, en realidad mucho fútbol. En Navarra todos recuerdan su potencia y velocidad.

En la zona empezó a hablarse de Iñaki. Ya no solo era el Osasuna el que lo quería, también el Athletic de Bilbao.

Iñaki Williams

Según cuenta el diario AS de España, fue un “ojeador rojiblanco, Félix Burgui, el que situó a Iñaki en el Pamplona” y lo persuadió para que se quedara en el equipo de Bilbao.

Y, aunque según AS, “había discrepancias sobre el espigado delantero, que lucía una cresta a lo Balotelli. Porque No le veían suficiente talento y su raza llevaba a la reticencia sobre su evolución física”, se quedó. No decepcionó.

En las divisiones menores del equipo hizo todos los goles que quiso.  “Fue subcampeón de Copa juvenil (35 goles). Pasó al Basconia, en Tercera, y pese a ser operado de menisco, a mitad de año ascendió al Bilbao Athletic (8 tantos en 14 partidos). Esta temporada ya le hizo un gol a un equipo del Madrid, al Castilla. Marcó el 1-0 definitivo en el 89”, recuerda el periodista Nika Cuenca.

Pese a que ahora pocos dudaban de su capacidad goleadora, persistían los ‘peros’ por las llamadas “políticas de cantera”: En el Athletic de Bilbao solo juegan vascos y William no es precisamente un vasco puro. Por su sangre corre sangre africana.

“Esta ‘filosofía deportiva ‘del Athletic de Bilbao es una de las anomalías más comentadas y al mismo tiempo peor comprendidas en el fútbol internacional”, dice la BBC que además recuerdan que la página web del club dice que “pueden jugar en sus filas los jugadores que se han hecho en la propia cantera y los formados en clubes de Euskal Herria, que engloba a las siguientes demarcaciones territoriales: Bizkaia, Gipuzkoa, Araba, Nafarroa, Lapurdi, Zuberoa y Nafarroa Behera, así como, por supuesto, los jugadores y jugadoras que hayan nacido en alguna de ellas”.

(Video) El gol de Iñaki Williams en la Liga de Europa:

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=GEgu6F1MK4Y[/youtube]

El medio británico, en un texto titulado ‘¿Por qué en el Athletic de Bilbao solo juegan vascos?’, señala que la norma “xenófoba o racista” no está en los estatutos del club, “si lo estuviera podría ser desafiada en los tribunales”.

“Así, sin una regla taxativa, están las cosas desde 1912: en el Athletic juegan los vascos, pero ellos consideran esta ambigua “política de cantera” una reafirmación legítima de su identidad nacional, sin que se discrimine a nadie. Hasta hace muy poco, la acusación de racismo parecía tener algún fundamento porque entre los profesionales del primer equipo no se encontraba ningún rostro “diferente”, pero eso ha cambiado”, dice BBC. 

Iñaki William rompió paradigmas y se ganó su puesto. En cuanto sume tres partidos (titular o entrando en el descanso), su cláusula pasará de 6 a 20 millones de euros.

Ahora, ante el Barcelona William quiere seguir haciendo historia. Su equipo disputará el título de la Copa del Rey contra el equipo de Messi, Neymar y Suárez.

Mientras llega el partido la prensa española cuenta que a William se le puede ver por ahí de la mano de su Guggenheim, su novia, estudiante de Enfermería.

“Willy, eres más mediático que nosotros”, lo bromean sus compañeros “Alguna ventaja debe tener ser negro”, les contesta siempre sonriendo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO