“Es un asco”, dice colombiano que competirá en aguas de Río

“Es un asco”, dice colombiano que competirá en aguas de Río

1 de agosto del 2016

A muy pocos días para el inicio de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, aún se presentan más incertidumbres que certezas.

Lea también: Vomitar deportistas, el nuevo método de robo en Río de Janeiro

Los deportistas de todos los países participantes, incluyendo Colombia, han comenzado a llegar a Brasil para la cita olímpica entre el 5 y el 21 de agosto. Sin embargo, la ciudad parece no estar en las mejores condiciones debido a la gran cantidad de problemas que tiene actualmente.

Según el New York Times, los atletas que competirán en el mar como los veleristas, nadadores, entre otros, tendrán que hacerlo con la boca cerrada y con mucha precaución por la contaminación que hay en las aguas brasileras. “Nadarán literalmente en mierda humana, y corren el riesgo de enfermarse a causa de todos los microorganismos”, señaló el doctor Daniel Becker, pediatra local.

En entrevista con KienyKe.com, el velerista colombiano Santiago Grillo comentó que entrenar con esta complejidad ha sido difícil. “El agua dentro de la bahía cuando crece se mantiene bien, pero cuando comienza a bajar a veces viene sucia. Entre las corrientes se marca muy claro las líneas de basura”.

Además, el deportista colombiano afirma que la organización no se ha pronunciado al respecto, al menos con él no lo han hecho.

Además le puede interesar: El narrador argentino más aplaudido por los hinchas de Nacional

¿Qué dicen sus colegas sobre la situación de las aguas?

“Todos dicen que es un asco, pero nadie deja de entrenar por eso. Hay lugares en la orilla donde se concentra un poco más la contaminación y el olor. Aunque se marca visiblemente, de resto todo está bien”.

Los escenarios que están en malas condiciones no solamente son los de las aguas. Desde hace varios meses se viene hablando de las obras en Río de Janeiro que aún no se han terminado. Las rampas del puerto deportivo de la Marina da Gloria (donde ingresan los barcos de agua para la bahía) están destrozadas.

Luego de la tormenta este fin de semana en Río, muchos otros sitios y lugares de prensa quedaron afectados por los escombros. Es decir, las construcciones no solamente estaban atrasadas, también en un mal estado arquitectónico.