La Copa del Mundo, una sola cultura

La Copa del Mundo, una sola cultura

8 de diciembre del 2013

El mundial de fútbol es el evento masivo que más entrelaza mayor número de culturas en el mundo. La magia de la copa deja atrás diferencias políticas, religiosas o de geográficas para que desde que se sortea la fase final hasta el momento que alguien se alza con el trofeo, los pueblos se unan en uno solo. La cita de Brasil contará con presencia de los cinco continentes, así como con todas las razas humanas y gran variedad de religiones.

Razas y pueblos

Blancos, negros, mestizos, caucásicos, todos estarán representados en la Copa Mundial. Europa es el continente que más áridos envía, con Alemania, Holanda, Bélgica y Suiza liderando la envestida. Inglaterra también se suma a este patrón aunque desde hace algunos años jugadores de otras razas están integrando la selección británica. La zona de los Balcanes estará representada por dos naciones que hace poco fueron hermanos: Croacia y Bosnia, teniendo más al oriente a la inmensa Rusia.

El génesis latino también asistirá. Portugal, España, Italia y Francia combinan la organización europea con el calor del mediterráneo que inundará Brasil con esperanza de coronarse campeón. En los actuales monarcas, la selección ibérica, se presentará que un oriundo de tierras brasileñas vestirá la camiseta roja. Se trata de Diego Costa quien prefirió a los europeos por sobre su tierra natal. La gran ausencia será la zona escandinava quien se queda sin representación desde que le sucediera en 1982.

Los otros áridos que asistirán son Estados Unidos y Australia. El conjunto norteamericano tendrá mucha influencia latina con jugadores como Joe Corona, Edgar Castillo, Michael Orozco o el de ascendencia colombiana, Alejandro Bedoya.

Hinchas Mexico, Kienyke

México aportará muchos jugadores a Estados Unidos pero la Tri será una sola.

Caucásicos que ya hacen parte de cada cita orbital son los japoneses y coreanos. Los organizadores del mundial 2002 irán en conjunto de manera ininterrumpida desde 1988 aunque los del sur de Corea han asistido a copas mundiales anteriores a las de Francia. La zona mesopotámica vuelve a tener representante con Irán luego de la ausencia en el último mundial.

Hace treinta años nadie creyó que el fútbol en la África negra explotara como lo hizo pero desde la década del 90 son habituales protagonistas de estos torneos. En esta ocasión tendrán a los cuatro representantes que consiguieron la clasificación para el certamen anterior siendo Ghana el que más lejos llegó por encima de Camerún, Nigeria y Costa de Marfil. El caso atípico es Argelia, de raíces persas pero situado en el continente más viejo de todos.

Hinchas Camerun, Kienyke

El mundial junta a negros y blancos bajo la fiesta del fútbol. Ahí no existe el racismo. 

Al otro costado, aztecas y mayas se verán representados con la participación de México, Honduras y Costa Rica. Más abajo está Sudamérica que será local con participación de norte a sur: Colombia, Ecuador, Chile, Argentina y Uruguay además del anfitrión.

Diversidad de religiones

El Cristo Redentor de Rio de Janeiro albergará visitantes de diversas religiones sin egoísmo alguno. En Brasil habrá católicos, protestantes, musulmanes suníes y chiitas, budistas, ortodoxos y cristianos de diferentes iglesias.

La religión con más representantes es el catolicismo, con todos los países latinoamericanos y la mayoría de Europa occidental en su baraja. En total son quince selecciones que irán con la cruz en la mano buscando el trofeo entre las que se encuentra Colombia (Brasil, Ecuador, Argentina, Uruguay, Chile, Honduras, México, Costa Rica, Portugal, España, Italia, Francia, Croacia y Bélgica).

En menor proporción, la segunda fuerza son los cristianos de otras iglesias como la anglicana y la puritana (Estados Unidos, Alemania, Bosnia, Suiza y Holanda), mientras que los protestantes estarán bajo la representación de Inglaterra y Australia. Los ortodoxos también asistirán a Brasil por intermedio de Rusia y Grecia.

Mujeres Irán, Kienyke

Las mujeres musulmanas disfrutan del fútbol apoyando a Irán.

Los musulmanes se dividen en dos grupos: Los suníes, representados por cuatro de los cinco africanos (Argelia, Nigeria, Ghana y Costa de Marfil) y los chiitas más fundamentalistas con Irán como única nación asistente. Los demás de medio oriente no lograron el pase por lo que muchos en ese sector del mundo no se ven identificados con este país. Camerún es el país ‘huerfano’ de los africanos aunque se condice con lo que es su práctica de culto, bastante libre y sin una religión definida.

Al igual que en Camerún, la diversidad de religiones es un patrón dominante en Corea del Sur, mientras que en Japón lo que predomina es el budismo y los sintoístas. Las religiones ausentes son el judaísmo y el hinduismo quienes no colocan a ningún representante al menos en esta cita.

Hinchas Corea, Kienyke

En Corea no solo hay diversidad de religiones sino también de lindas mujeres. 

Sin importas las diferencias que sostengan en otros ámbitos de la vida, toda esta ramificación de culturas llega a Brasil a la espera que ruede el balón y que alguno el 12 de julio de 2014 grite campeón sin importar el idioma, estilo o religión que use para expresarlo.