La muerte de una mujer hizo de Van Gaal un ‘ogro’

La muerte de una mujer hizo de Van Gaal un ‘ogro’

15 de agosto del 2014

Louis Van Gaal es todo un ganador. Cada club que condujo terminó ganando el campeonato local y algún torneo internacional. Su disciplina férrea es el sello de los equipos que llevó al éxito: Ajax, Barcelona, AZ, Bayern Múnich (ahora toma a Manchester United). Expresión de ogro, seño fruncido y reglamentos extremadamente estrictos. Pero no siempre fue así. Antes, hubo un Van Gaal sonriente, amable y al que los golpes de la vida lo hizo cambiar.

Fue un jugador destacado en Ajax y otros equipos en los años 70 y 80, pero no logró vestir la camiseta de la selección holandesa, la mejor selección del mundo por aquel entonces. Pese a eso no perdió su temple, aquel que adquirió desde los 11 años cuando su padre falleció. Conoció a Fernanda Obbes y con ella inició una relación de amor que lo condujo al matrimonio a temprana edad.

Un Van Gaal solidario, capaz de viajar a México a ayudar a las víctimas del terremoto ocurrido en 1985. El artista Freek de Jong lo convidó a colaborar con los afectados y allí estuvo el carismático Louis. Aunque tuvo una carrera importante como futbolista, su boom se dio como entrenador a las órdenes de Ajax. Ahí le cambió el temperamento debido a una desgracia.

Louis Van Gaal

El joven Van Gaal junto a su esposa Fernanda, una relación que lo marcó para siempre

A su esposa Fernanda se le detectó cáncer en el páncreas. A Van Gaal le tocó dividirse en dos. Uno que le entregaba todas sus energías a estar con su mujer y conseguir una cura para ella; y otro que se escudó en la disciplina extrema para no mostrar debilidad ante sus dirigidos. También tenía que tener esa máscara ante los aficionados rivales, que llegaron a tratar de ‘perra’ a su esposa mientras estaba convaleciente. En 1994 ella murió.

La tristeza lo convirtió en alguien duro, pero al año pudo volver a sonreír. Ajax consiguió la Champions League después de mucho tiempo y eso provocó que Van Gaal diera el salto a Barcelona en 1997. Allí conoció a dos pichones, uno con intenciones de hacer época como entrenador y otro que era ídolo catalán por entonces y jamás se imaginó convertirse en el director técnico que hoy es. Ellos, José Mourinho y Pep Guardiola.

Louis Van Gaal

Un año después de la muerte de su esposa, Van Gaal volvió a sonreir con esta ‘orejona’.

Sin saber su rivalidad posterior, el holandés formó a Mou y a Pep. Años después aceptó dirigir la selección de su país pero recibió un duro golpe al no clasificar al mundial de Corea y Japón en 2002. Pareció que la carrera de Van Gaal iba en descenso pero otra vez se reinventó.

Un fugaz paso otra vez por Barcelona fue antecesor de su llegada a AZ Alkmaar. Van Gaal convirtió al humilde equipo en rey de Holanda en 2009 y ahí mostró toda su furia en una entrevista en la que el periodista, incrédulo de las posibilidades del club con poca historia, decidió cambiar de tema con el entrenador en el estudio de televisión, y el ‘Sargento’, ya apodado así, se marchó con el programa al aire.

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=6Sviu9l3bew[/youtube]

El día que Van Gaal le hizo un desplante al aire a un periodista de su país

Pero algo faltaba en la vida de Louis Van Gaal y eso era el amor. Mientras estaba en su país conoció a Truus, y en ese momento no dudó que ella podía devolverle la sonrisa. Junto a sus hijos planeó casarse en Las Vegas, por lo alto, pese a la timidez de su prometida. El 8 de agosto del 2008 (08-08-08) contrajo matrimonio por segunda vez, aunque no se olvidó de Fernanda, la que inmortalizó en un cuadro situado en su casa en Portugal.

Louis Van Gaal

El amor volvió a la vida de Van Gaal, que festejó a lo grande.

Otra vez pudo dirigir a un grande y allí también fue polémico. Van Gaal asumió en Bayern Múnich, sumido en malos resultados y quiso armar un equipo a su antojo. Al italiano Luca Toni no le gustó que lo mandara al banco de suplentes, por lo que lo recriminó en una práctica, momento en el que el neerlandés se bajó los pantalones, mostró sus testículos y le dijo al plantel, “yo tengo pelotas”. Bayern Múnich terminó alcanzando la final de la Champions League en 2010.

Toda esa rigidez en el campo de juego no la demuestra en su familia. “Louis no sabe hacer ni un café. Solo se queda ahí sin hacer nada mientras descansa y yo lo consiento. Me gusta consentirlo”, confesó en una entrevista su actual esposa. Tras llevar a Holanda al tercer puesto en el mundial de Brasil, ahora Van Gaal tiene la misión de rescatar a Manchester United, que padeció una mala temporada. Asume el reto de reemplazar a Ferguson, después de lo que ha vivido tiene una moral de acero para intentarlo.