Las agudas críticas contra Luis Bedoya

Las agudas críticas contra Luis Bedoya

4 de junio del 2015

Por los presuntos delitos de enriquecimiento ilícito, concierto para delinquir, estafa y lavado de activos, la Red de Veedurías radicó ante la Fiscalía una denuncia penal contra Luis Bedoya, presidente de la Confederación Colombiana de Fútbol.

Según reveló Semana, Pablo Bustos, presidente de La Red de Veedurías, considera que “Bedoya deberá explicar los vínculos comerciales con los argentinos Hugo y Mariano Jinkis, propietarios de la empresa Full Play”, empresa que manejó el calendario internacional de la Selección Colombia para una serie de partidos amistosos y que actualmente están prófugos de la justicia por cuenta del escándalo de corrupción en el interior de la Fifa.  Bustos, según informa la revista, pidió a Bedoya apartarse de su cargo mientras se adelantan las investigaciones.

El pedido que hace Bustos es el mismo que hace el periodista Carlos Antonio Vélez. Lea también: El Profe Vélez, el personaje que creó Carlos Antonio

Este jueves, en su espacio radial en Antena2, Vélez señaló que todos los presidentes de las federaciones suramericanas deben renunciar. También le puede interesar: Los exóticos candidatos a la presidencia de la FIFA

Luis-Bedoya-2015

“Sin acusar a nadie, porque no tengo los elementos de juicio para juzgar ni exonerar a nadie,  me parece, que como hay tantas investigaciones, como hay tantas dudas, los presidentes de las federaciones, sobre todo las sudamericanas, obviamente con Colombia a la cabeza, tendrían que renunciar a sus puestos y abrir las puertas para las investigaciones respectivas”.

El periodista considera que “es sano” que Bedoya dé el paso al costado.  “Él, que dice no tener absolutamente ningún conocimiento de lo que ha pasado, obraría muy bien si dice ‘señores, doy un paso al costado; vengan investiguen mis cuentas’”.

Para Vélez el hecho de renunciar no hace al presidente de la Confederación culpable o inocente. “Renunciar no demuestra nada, ni inocencia ni responsabilidad. Eso demuestra ser serio y dejar las puertas abiertas para que el investigado, la persona natural y la federación, no sufra ningún tipo de alteración”.

Por su parte Iván Mejía, periodista de Caracol Radio, preguntó: “¿En diez años que Bedoya lleva en la Conmebol nunca se dio cuenta que estaban robando, nunca se dio cuenta de lo que pasaba a su alrededor?”.

Mejía comparó este caso con el del llamado Proceso 8.000, cuando el monseñor Pedro Rubiano Saenz dijo que a la Casa de Nariño entró un elefante y expresidente Samper no se dio cuenta, haciendo referencia a la entrada de dineros del narcotráfico a la campaña presidencial de Samper. “Eso es como lo del elefante. No puede ser posible que un miembro de un comité ejecutivo no se dé cuenta que los otros miembros se están llenando a los bolsillos a manos llenas.”  Señaló, “o Bedoya es cómplice silencioso, o es un bobazo porque no se dio cuenta de nada”.

En el resto del continente la situación es parecida. En Chile, los presidentes de Colo Colo, Universidad de Chile, Universidad Católica y Santiago Wanderers pidieron al Sergio Jadue, presidente de la Confederación de fútbol de ese país, que renuncie mientras avanza una investigación externa.

“No hay ningún motivo para renunciar”, respondió el directivo. “No hay motivos para que estemos intranquilos. Estamos afectados en lo personal, en lo familiar, pero no hay ningún tipo de irregularidades. Si las hubiese ya me habría ido”, dijo.

En Paraguay, el presidente del Senado, Blas Llano, dio vía libre a un proyecto de ley para derogar la inmunidad con la que cuenta el edificio de la sede de la Conmebol, en Asunción, que impide, entre otras cosas, su registro o allanamiento.

Llano explicó, por medio de un comunicado, que cuando se aprobó la ley que garantiza esa inmunidad, en 1997, se obró para preservar a la institución de “los vaivenes y circunstancias que de ordinario agitan la vida de un país, sacudido por cambios constantes”.

Sin embargo, Llano argumentó que las cosas son diferentes ahora, a raíz de la guerra contra la corrupción que Estados Unidos declaró contra algunos altos cargos de la FIFA y debido a que muchos de los imputados por la Justicia estadounidense han ocupado puestos influyentes en la Conmebol.

“La República del Paraguay no debe aparecer manteniendo inmunidad al local permanente, a los bienes, archivos, documentos y papeles existentes en el mismo y pueda ser entendida en la comunidad internacional como blindaje que impida investigar el funcionamiento de la Conmebol”, dijo Llano

Mientras tanto, la defensa del expresidente de la Conmebol, Nicolás Leoz, pidió permiso al juez de garantías para que su defendido, en arresto domiciliario por su presunta implicación en una trama de corrupción en la Fifa, pueda salir de su vivienda de Asunción para ser atendido de varias dolencias.

Fernando Barriocanal, uno de los abogados de Leoz, dijo hoy a la agencia EFE que la petición está encaminada a que el exjerarca del fútbol sudamericano, de 86 años, pueda someterse a un tratamiento de fisioterapia que sigue desde hace más de un año y también a varias consultas dentales.

El permiso fue remitido por la defensa a Humberto Otazu, el juez de garantías que esta semana ordenó el arresto domiciliario de Leoz, cuando éste se encontraba internado en un sanatorio de Asunción propiedad de su grupo empresarial.

En Venezuela, el presidente Nicolás Maduro pidió a la inteligencia militar allanar la sede de la Confederación Venezolana de Fútbol luego de que se ordenara una investigación contra Rafael Esquivel, el máximo dirigente de esa entidad, vinculado a actos de corrupción en la Fifa.

En Argentina la situación es más caliente. De ese país son los hermanos Jinkis, buscados por la Interpol en el marco del escándalo.

Además, Humberto Grondona, hijo del fallecido expresidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y vicepresidente de la Fifa Julio Grondona, pidió hoy dejar “tranquilos a los muertos”, después de que el apellido se haya visto salpicado por los presuntos casos de corrupción.

En declaraciones al canal TyC Sports desde Nueva Zelanda, donde se encuentra a cargo de la selección argentina sub 20, Humberto Grondona opinó que la justicia debe buscar “por otro lado” ya que “hay vivos que son mucho más peligrosos” y la actuación de su padre fue “intachable”.

“Hace años que nos vienen investigando, allanando la ferretería y nunca pasó absolutamente nada. Busquen por otro lado, hay vivos que son mucho más peligrosos. A los muertos hay que dejarlos tranquilos”, defendió el hijo del histórico dirigente del fútbol suramericano.

Esto luego de que Maradona asegurara que Julio Humberto Grondona, quien presidió la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) desde 1979 hasta su muerte el año pasado, “le compraba los votos” al presidente de la Fifa, Josep Blatter”.

“No nos olvidemos, por el amor de Dios, de Grondona. Hoy el FBI está investigando a Blatter pero porque quiere investigar también a Grondona. Grondona era el que le compraba los votos a Blatter, era el que le llevaba la valija”, dijo Maradona a radio Continental.