Orlando Duque y sus escuderos

Orlando Duque y sus escuderos

16 de Mayo del 2014

Orlando Duque no se le subió la fama a la cabeza. Es sencillo, divertido y a pesar del asedio de la prensa, mantiene siempre una sonrisa. Pese a que todos saben quién es, cuando camina por las zonas comunes del hotel en el que se hospeda, no se camufla, entiende que es un personaje público y no le molesta. Duque disfruta ser admirado.

Cuando concede entrevistas no imposta la voz, su marcado acento lo delata pero también lo enorgullece. Hace casi 40 años nació en Cali. Reconoce ser pésimo futbolista pero gracias a esa falencia, cayó de panza –como nunca sucede en sus saltos- en el deporte que le dio la gloria.

Es disciplinado, riguroso y enfocado en su trabajo, sabe que de eso depende su vida.

Pese que el éxito es suyo, siempre lo comparte. Como los ciclistas de los ochenta, en todas las apariciones en medios agradece a sus patrocinadores, a sus amigos y a su esposa. Con los dos últimos; trabaja, convive y vive.

En el marco del Sail que se realiza en Cartagena, Duque hizo historia tras saltar desde el Buque Gloria a una altura de 27 metros. Allí una vez más estuvieron sus escuderos: Catalina Echeverry, su esposa y Ever Parra su amigo.

Con Echeverry se casó en 2013 en una boda que define el estilo del caleño. Las nupcias fueron en las paradisíacas playas de Hawai. Según la prensa rosa la velada con la que se dieron el sí, es llamada ‘Ho’o Pono Pono’, que significa “hacer lo correcto” – “poner las cosas en el orden correcto”.

Ella está siempre muy atenta a los pasos de su esposo. Es su manager.

[soundcloud id=’149897351′]

Contrario a lo que sucede en muchos casos, esta esposa no alejó a Duque de sus amigos, todo lo contrario los unió y los puso a trabajar con un objetivo.

Al caleño lo acompaña en sus locuras desde hace 20 años un ibaguereño. Su nombre es Ever Pava y en privado, solo en privado, dice con orgullo ser “el mejor amigo de Orlando Duque”.

[soundcloud id=’149880335′]