Óscar Figueroa: “Mi medalla es limpia, son patadas de ahogado”

Óscar Figueroa: “Mi medalla es limpia, son patadas de ahogado”

3 de Octubre del 2016

Este lunes el medallista olímpico en Río de Janeiro, Óscar Figueroa, salió en un informe del portal ruso Fancy Bears, en el cual se adjuntó un certificado de una aprobación médica de Dexametasona, un medicamento antiinflamatorio.

Los hackers rusos publican información confidencial de los deportistas. Según ellos, quieren revelar todos los posibles casos de dopaje que se hayan podido presentar en los juegos realizados en Brasil.

Lea también: ¡Emocionante! Así se narró el oro olímpico de Óscar Figueroa

Óscar Figueroa desmiente dopaje

“La verdad la Dexametasona no es una sustancia de dopaje como tal, es una sustancia de control. Hay un documento previo antes del 12 de enero firmado por mi médico Jorge Felipe Ramírez que me operó del problema lumbar que tenía. La autorización se tramitó al Comité Olímpico Internacional para obtener el permiso”, afirmó Figueroa a Caracol Radio.

Óscar era consciente del poco tiempo que tenía para recuperarse antes de los juegos en Río de Janeiro, por eso necesitaba un medicamento para una buena desinflamación porque de lo contrario su participación hubiera estado es riesgo.

Además: Así ganó Óscar Figueroa su medalla de Oro en Rio

“Colombia puede estar tranquila, es más el escándalo que lo que realmente pasa. Son patadas de ahogado de los rusos. No aceptan que un latino como yo les hubiera ganado limpiamente”, señaló el pesista.

En Río se realizaban las pruebas a los deportistas una vez terminaban las competencias. 48 horas después salían los resultados. “La federación de pesistas ya tenía mi solicitud para el medicamento por eso estoy tranquilo. Siempre me caractericé por trabajar bien.

“El registro está por eso no me preocupa, la duración del medicamento en el cuerpo es de seis meses por eso solicité el permiso previamente”.

Óscar le pide a la prensa nacional que no distorsione las cosas: “Espero que no nos vayamos a pegar del amarillismo como hacen algunos medios aquí en Colombia. Es un oro limpio”.