Golden State: la nueva piedra en el zapato de Donald Trump

Foto: @warriors/Shutterstock

Golden State: la nueva piedra en el zapato de Donald Trump

23 de junio del 2017

Los recientes campeones de la NBA, Golden State Warriors, tomaron una decisión que ratifica el rechazo de gran parte del mundo deportivo norteamericano hacia el gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump: no realizarán la tradicional visita a la Casa Blanca que cada año hacen los nuevos poseedores del título.

Esta medida le da la espalda al mandatario estadounidense, ya que es tradición que cada año el campeón de la NBA lleve el trofeo a la residencia presidencial para celebrar luego de una intensa temporada.

Se recuerda en especial el festejo del año pasado, en el que los entonces campeones, Cleveland Cavaliers, jugaron en la Casa Blanca y realizaron un famoso mannequin challenge junto a la exprimera dama, Michelle Obama.

Pero ahora, con la victoria de Trump en noviembre del pasado año la tradición podría darse por terminada. Los primeros en pronunciarse fueron los mismos ‘Cavs’, que aseguraron que de repetir el título este año no realizarían la visita. Los liderados por LeBron James estuvieron cerca de cumplir su promesa, perdiendo en las finales ante los Warriors.

Sin embargo, Golden State tomó la misma postura y comunicó públicamente que los jugadores no irían a encontrarse con Trump. Esto es bastante significativo, en especial en una sociedad como la estadounidense, en la que los ídolos deportivos son muy influyentes dentro y fuera de la cancha.

Stephen Curry, máxima estrella del equipo, mostró su posición: “Hace dos meses alguien me preguntó que si hipotéticamente resultábamos campeones ¿qué haría yo?, y creo que respondí que no iría, y todavía me siento hoy igual que aquel día. Vamos a manejar esto en consecuencia y hacer lo correcto con responsabilidad. Personalmente voy a hacer lo correcto para mí y sé que el equipo va a tener una conversación sobre lo que está pasando”.

Comparándolo un poco con el escenario colombiano, esto es cercano a que James Rodríguez, Juan Guillermo Cuadrado o Falcao García declinaran un invitación de Juan Manuel Santos. ¡Todo un escándalo!

No ha sido solo Curry. LeBron, siendo de Cleveland, gran rival de Golden State, ya había mostrado su malestar con el presidente. De hecho, participó activamente en la campaña de Hillary Clinton públicamente en redes sociales.

Este rechazo ya se veía venir. Luego de conocerse las elecciones varias figuras del mundo del baloncesto mostraron su desacuerdo. Uno de ellos fue Steve Kerr, entrenador de los Warriors, que realizó unas fuertes declaraciones al respecto:

“Entras en una habitación con tu hija y tu mujer, quienes han sido básicamente insultadas por sus comentarios, y están desconsoladas. Entonces entras y ves las caras de tus jugadores, muchos de ellos han sido insultados directamente como minorías, es muy chocante. Realmente lo es. Hemos hablado de ello como equipo. No se que más decir. Todo el proceso nos ha hecho sentir disgustados y decepcionados. Creía que eramos mejor que esto”.

Es todo un deporte el que se está uniendo en desacuerdo con Donald Trump. La NBA, la liga más importante de esta disciplina, y sus grandes estrellas, sin discriminar directivos (como Marc Cuban, dueño de Dallas Mavericks), entrenadores y jugadores, decidieron darle la espalda al actual gobierno.