Edwin Vargas, el ‘Ironman’ colombiano

Fotografía: Andrés Lozano - KienyKe.com

Edwin Vargas, el ‘Ironman’ colombiano

9 de febrero del 2019

“Ironman significa sacrificio, disciplina y constancia. Es un deporte que no practica todo el mundo. Somos personas exclusivas, a las que nos gusta hacer cosas diferentes”, así definió Edwin Vargas a una de las carreras del triatlón más exigentes a nivel mundial.

Este héroe de carne y hueso, que ha llevado la bandera de Colombia por diferentes países del mundo para izarla en lo más alto, es uno de los claros ejemplos de que ellos no solo existen en las películas, cuentos infantiles o en nuestra imaginación, hacen parte de la vida real.

Es el único triatleta colombiano en competir en los mundiales de todas las distancias existentes en este deporte: Sprint, Olímpica, Ironman 70.3, Full Ironman, Ultraman y Mundial Ultraman. Único colombiano en ganar la carrera Ultradistancia más difícil del mundo: Epic 5.

Vargas dialogó con Kienyke.com y explicó que el “Triatlón es un deporte que consta de tres disciplinas: natación ciclismo y atletismo”. Dijo que debido a las largas distancias en las diferentes competencias, “la preparación no es nada fácil, porque se necesita de mucha disciplina y ganas”.

“A las personas que les interesa, yo les aconsejo asesorarse de alguien que tenga conocimiento, que sea profesional como entrenador, que tenga experiencia. Al ser un deporte extremo se requiere de mucho cuidado. El aspecto psicológico es muy importante”, señaló.

En la vida y en el deporte todo inicio es difícil. Si no que lo diga este deportista de 49 años de edad que fue rechazado al principio de su carrera.

Empezó con la natación en 1981 en la ciudad de Cúcuta donde vivió cinco años y fue allí donde un “no” lo impulsó a buscar otra oportunidad que lo empujó al éxito. 

“Un entrenador me dijo que me saliera de la piscina y que mejor fuera a practicar fútbol u otra actividad. En ese momento le dije gracias y le di una palmadita en la espalda. Me dirigí a donde otro instructor a quien le dije que quería ser muy bueno. Él me motivó y ahí empezó mi ciclo de preparación en la parte deportiva”, confesó.

En YouTube vio un video de una competencia en Hawái de una triatleta que llegó arrastrándose y gateando a la meta y eso lo animó a ir tras sus sueños. “Apenas lo vi dije que algún día quería estar ahí, no para gatear sino para cumplir con el recorrido”, recordó.

El respaldo de la familia siempre será fundamental, aunque a veces no falta la ‘pullita’ del papá o la mamá cuando se trata de vivir del deporte.

“Mi familia me apoyó con la natación, pero con el triatlón no tanto. Mi padre me preguntó – ¿y es que usted se va a ganar la vida montando en una bicicleta? -. Le respondí que sí y efectivamente así ha sido”.

Edwin Vargas estudió Ciencias Políticas, pero para dedicarse de lleno a este deporte olímpico salió de su casa e inició sus estudios universitarios en la noche. “Consideraba que en el día se perdía demasiado tiempo. Mis entrenamientos fueron en el día y el estudio en la noche”, mencionó.

Triatlón: sacrificio y disciplina

Al principio se confió pero eso le sirvió para darse cuenta que necesitaba entrenar más fuerte. “Pensé que me iba a ir bien en la primera competencia, pero quedé de penúltimo. A partir de ese momento me concentré muchísimo, me clasifiqué al campeonato del mundo en Orlando y llegué en el puesto 16”, ahí supo que había nacido para ser grande. 

Con sacrificio y amor por el deporte empezó a cosechar triunfos y logros varios importantes. “Quedé noveno en campeonatos del mundo, campeón centroamericano, campeón suramericano, panamericano y medallas con Colombia”.

Clasificó a Kona, Hawái y se convirtió en el primer colombiano en participar en campeonato de Ultradistancia Ultraman y en competir un Epic 5, que ganó.

Todo esto lo consiguió y lo afrontó con mucha madurez. “Al principio cuesta más. Es ‘muy fácil’ llegar arriba, pero lo difícil es mantenerse”. Para lograr el punto máximo en este deporte se necesita de mucha disciplina, así como la adquirió este deportista del ciclo olímpico con el paso del tiempo.

Su experiencia le permite aconsejar a los que vienen detrás suyo. “Crean en ustedes mismos. Cuestiónense qué tanto son capaces de sacrificar. Estén dispuestos a madrugar, a no trasnochar, a alimentarse bien. Miren el punto que quieren alcanzar y no el que quieran alcanzar los demás”, dijo.

Con Edwin Vargas hay un antes y un después en el triatlón en Colombia. “En el pasado habían quinientos triatletas colombianos que corrían Ironman a nivel mundial, hoy en día, hay más de 4.000. Es un deporte que nos representa en el exterior”, añadió.

No solo se desempeña como deportista, también es entrenador y empresario. Motiva a sus seguidores a recorrer distancias que nadie realizaría. Fundó Colombia Tri Events y creó una cultura totalmente diferente en el país.

Todos los costos de los eventos a los cuales se ha presentado han salido de su bolsillo. “No he recibido apoyo del Estado. Todo lo hacemos de manera individual, precisamente con patrocinadores como Gatorade y Adidas”.

Sin embargo, esto no lo detiene a ir detrás de sus sueños. “A pesar de no tener el apoyo del Estado llevamos el nombre de nuestro país siempre adelante. Eso es lo que nos mueve y nos marca a nosotros con la diferencia”, finalizó.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO