¿Adiós a los récords del atletismo?

Foto: European Athletics

¿Adiós a los récords del atletismo?

4 de mayo del 2017

En el transcurso de la semana la Asociación Europea de Atletismo (EAA) anunció que algunos récords mundiales establecidos por los deportistas podrían ser borrados. En varias ocasiones las marcas establecidas han sido criticadas por presunta ayuda de sustancias prohibidas.

Las medidas han tomado por sorpresa a los atletas, directivos y seguidores por parecer un poco drástico. Aunque el proceso de verificación sea largo y de sumo cuidado, la organización busca invalidar aquellos récords que vienen con algunas dudas y empezar de cero.

El Svein Arne Hansen, presidente del EAA, aseguró que aunque la decisión tiende a ser un poco difícil, se tomó con la necesidad de mostrarle al mundo que los récords fueron conseguidos por los méritos de cada uno de los deportistas y no por dopaje.

“Es una solución radical por supuesto, pero aquellos que amamos el atletismo estamos cansados de las nubes de dudas y las insinuaciones que tienen rodeados nuestros récords por mucho tiempo” Svein Arne Hansen

El atletismo es uno de los deportes que atrae muchos seguidores. Sin embargo, también es conocido por los abundantes casos de dopaje que han opacado está disciplina, que ponen en duda la credibilidad de la competencia.

Algunas marcas han sido extraordinarias pero hay quienes se preguntan si estos números son posibles para el físico normal de un ser humano. Los organismos de control quieren mejorar la cara del atletismo ante el mundo, castigando a quienes incumplan las normas en los diferentes eventos deportivos.

Muchos deportistas son más conocidos por haber dado positivo en las pruebas de dopaje que por las mismas marcas que impusieron. Este fue el caso de Marion Jones, con 10.65 en los 100 metros, fue reconocida como una de las mejores atletas. A sus 31 años tuvo que devolver todos los reconocimientos obtenidos desde el 2000, luego de que ella misma confesara estar involucrada con la operación BALCO, en la que se habló de suministros de esteroides anabólicos.

Otro caso muy reconocido es el de Florence Griffith-Joyner, que tiene la mejor marca en el mundo en los 100 (10.49 en 1988) y en los 200 (21.34 en 1988) metros. No obstante, luego de que su prueba diera positivo decidió dar por terminada su carrera a los 29 años. Años más tarde murió por una apoplejía cerebral.

Estos y otros récords establecidos a nivel mundial serán estudiados exhaustivamente de tal manera que se reconozcan o que sean eliminados por los casos de dopaje que pueden existir detrás de ellos.