¿Rivalidad Warriors-Cavaliers es tan importante como Lakers-Celtics?

Foto: @StephenCurry30/@nbastats

¿Rivalidad Warriors-Cavaliers es tan importante como Lakers-Celtics?

30 de mayo del 2017

Llega la ansiada final de la NBA y por tercer año consecutivo será disputada entre Cleveland Cavaliers y Golden State Warriors. Que los mismos dos equipos llegaran a estas instancias en tres temporadas seguidas es algo inédito, y es más sorprendente al hacerlo de semejante forma.

Durante los playoffs los Warriors arrasaron al convertirse en la primera franquicia en la historia en lograr una racha de 12-0, llegando invictos a la final. Los Cavs iban por el mismo camino, pero un pequeño tropiezo ante Boston Celtics los llevó a unos números de 12-1 en postemporada.

Esto ha valido todo tipo de críticas, ya que los playoffs son sinónimo de fuerte competencia y series reñidas, algo que no ocurrió con Cleveland y Golden State. Se ha puesto en duda el nivel de los demás equipos de la NBA, y se critica la gran cantidad de estrellas que se desempeñan en solo dos plantillas.

De cualquier forma, estamos frente a los mejores equipos de la actualidad. Es innegable la calidad de ambos equipos, lo cual genera gran expectativa cuando hay un enfrentamiento entre ambos, más aun cuando se trata de una final. Muchos incluso se atreven a decir que el ambiente es similar al de la eterna rivalidad entre Los Angeles Lakers y Boston Celtics.

Lakers y Celtics se han enfrentado en finales un total de 12 veces, con un saldo a favor de Boston de 9-3. La época gloriosa de esta rivalidad data de los años 60 y 80, aunque sigue generando gran interés.

Varios sectores de la prensa cuestionan la relevancia de este enfrentamiento, y consideran que es inferior en importancia a un Lakers-Celtics. Pero esta nueva rivalidad es impactante. Tres finales consecutivas con una marca 1-1, a falta de definir la última, hacen de Warriors-Cavaliers un encuentro especial.

Ambos equipos están acostumbrados a romper récords de manera colectiva e individual. Por ejemplo, los Warriors tienen el récord de más partidos ganados en temporada regular 73-9 en 2015-2016.

Pero las individualidades también hacen atractivo este encuentro. LeBron James, estrella de los Cavs, llega a su séptima final consecutiva, de las cuales tres veces ha salido como MVP y campeón. Por su parte, Golden State tiene al último mejor jugador de la liga, Stephen Curry, y a Kevin Durant, ganador del mismo reconocimiento en 2014.

Calificar esta rivalidad tan importante como Lakers-Celtics, quizá es poco prematuro. Pero si las cosas en la NBA siguen por el mismo camino, y mientras no haya otro súperequipo o se desarticulen Cavaliers y Warriors, tendremos a estos dos equipos en la cima por mucho tiempo.