Rory McIlroy, el Don Juan que quiere destronar a Tiger Woods

Rory McIlroy, el Don Juan que quiere destronar a Tiger Woods

10 de abril del 2014

“Feliz año a todos. Creo que este será un gran año. Mi primera victoria del 2014. Ella dijo sí”. Así empezó el golfista Rory McIlroy el 2014, anunciando en su cuenta de Twitter su compromiso junto a la bella tenista danesa Caroline Wozniacki. Ambos han formado la relación amorosa más aclamada del deporte en estos tiempos y suelen ir juntos a cada torneo en que se presentan.

En tiempos en que el mundo del golf se conoce más por los escándalos sexuales de Tiger Woods que por los resultados en los campos a lo largo del mundo, McIlroy es un creyente del amor verdadero y cada vez que puede lo hace notar.

Rory McIlroy, Golf

McIlroy y Wozniacki, celebridades del golf, el tenis, y la prensa rosa.

El Masters de Augusta en esta edición comenzó justamente con la ausencia de Tiger por una lesión en la espalda. Sin embargo, cuando muchos pensaron que el torneo iba a perder atractivo, McIlroy apareció con Wozniacki como caddie designada, atrayendo a los paparazis que no dejan de acompañarlos hoyo a hoyo. Pero, aunque la romántica escena da de que hablar en las revistas del corazón, el juego del golfista se ha desmejorado desde el inicio de la relación.

McIlroy alcanzó la cima de la PGA en 2012, cuando añadió el PGA Championship al Abierto de Estados Unidos y alcanzó así su segundo torneo Major en el circuito. Sin embargo, antes de conseguir el trofeo, su carrera entró en un particular declive. No logró pasar el corte en varios de los torneos en los que pintó como favorito y en los torneos grandes verlo entre los mejores 20 era noticia.

Rory McIlroy, Golf

Oriundo de Irlanda del Norte, Rory siempre fue un prodigio del tenis.

El amor lo llevó a este bache. Casualmente, la carrera de la tenista también bajó. La frustración de no poder ganar un Grand Slam tuvo consuelo en las manos de Rory, pero el puesto en el ranking descendió de manera sideral. “Amor, buenas noticias: Quedé eliminada también, te veo en Bahamas”, era frecuente estos mensajes entre los dos que pasaron a ser más reconocidos que por lo que ofrecían en sus deportes. Ambos perdieron el número uno que alguna vez supieron ostentar.

Con solo 23 años, McIlroy se decantó por la vida de la farándula más que por el golf. Se hizo amigo de los actores de Hollywood y pasó de ser un talentoso golfista a toda una celebridad. Su vida se llenó de lujos e incluso se compró una mansión en la zona de Júpiter en la Florida. Rory a su corta edad se convirtió en el personaje más conocido de toda Irlanda del Norte.

Rory McIlroy, Golf, Will Smith

La fama le llegó a McIlroy a muy temprana edad y con ella, los famosos.

Además, McIlroy se vio inmiscuido en una pelea legal con sus patrocinadores Oakley, Titleist y el grupo Jumeirah. La razón, el golfista firmó un contrato multimillonario con Nike y se despojó de sus anteriores auspiciantes. Al no considerar que Rory hizo lo correcto, Oakley alegó que tenía la prioridad contractual sobre el deportista y quiso hacer valer su posición. McIlroy hizo lo que quiso y firmó el contrato más grande en la historia del golf, 250 millones de dólares por cinco años.

Los resultados deportivos alternaban entre el protagonismo y la mediocridad, en todo caso a McIlroy no le importó. Entonces, cuando el idilio entre la tenista y el golfista sufrió una crisis que acaba con el amor. Wozniacki, aficionada a las redes sociales, los selfies y las fotos, publicó una imagen de su novio durmiendo en el hotel con la boca abierta. La indignación fue tal que el norirlandés decidió romper con la danesa, algo que se filtró a la prensa de forma instantánea.

Rory McIlroy, Golf

Este tweet puso en crisis el amor entre Wozniacki y McIlroy. Al final volvieron para comprometerse.

Algo cambió en McIlroy en ese entonces. De tocar fondo en lo deportivo y en lo sentimental, el golfista resurgió de las cenizas, ganó cuatro títulos consecutivos y quedó segundo el ranking mundial al finalizar el 2013. Además, volvió con la tenista danesa y decidió comprometerse con ella, el amor ahora sería su inspiración.

Mal no le ha ido a la celebridad moderna del golf, que expresa a los cuatro vientos el amor que siente pero que los expertos no creen que esto afecte su juego. Más maduro, las casas de apuestas dan como favorito a McIlroy por 11 a 1 sobre los demás participantes del Masters de Augusta. Con Wozniacki como amuleto de la suerte siendo su caddie, el norirlandés pretende demostrar que la fama, el amor y el deporte, pueden ir de la mano del éxito.

Rory McIlroy, Golf

La pareja McIlroy-Wozniacki, una historia de amor en medio del deporte.

En Twitter: @RomanGomez