Sebastián Vettel, ¿predestinado para ser el mejor?

26 de noviembre del 2013

El campeón de la Fórmula Uno vive en la monótona Suiza pero a la hora de correr rompe todos los récords. ¿Le alcanzará para ser el mejor deportista del año?

Sebastián Vettel, Kienyke

-Michael, ¿Qué opinas de Vettel?

– Los récords están para romperse y Vettel está en el buen camino. Tiene muchas opciones de seguir así durante bastante tiempo.

Vaticinó Michael Schumacher en 2011 cuando se le preguntaba sobre un jovencito que estaba próximo a conseguir su segundo campeonato mundial de Fórmula 1. Irreverente y desafiante, ‘el joven maravilla’ combatía con su temperamento para poder doblegar a los otros pilotos que lo veían con envidia al igual que admiración.

Sebastián Vettel, Kienyke

Schumacher el pasado glorioso, Sebastian Vettel el presente y futuro. 

Sebastián Vettel rompe record que encuentra a sus pasos. De manera vertiginosa se encontró en el Olimpo junto a Juan Manuel Fangio, Ayrton Senna y Michael Schumacher. No le aburre ganar así la categoría desde su irrupción  haya perdido emociones. En el horizonte no se vislumbra que algo cambie, a los 26 años de edad, el alemán tiene todo para dejar su firma estampada en todas las marcas. Sin embargo, cuando se quita el casco, ‘Seba’ maneja su vida a otro ritmo.

Paz en dos ruedas

Para Sebastián no hay mejor lugar para vivir que Suiza. La tranquilidad del país entre los Alpes hace que se entregue al ocio, duerma hasta tarde, desayune lo que quiere y disfrute de los días preferiblemente soleados. Todo eso lo hace junto a su novia, Hanna Prater, una alemana de ascendencia británica a la que contrario a lo que se creería, no le agrada la exposición mediática y pocas veces se le ve en la gran carpa de la Fórmula Uno.

Sebastián Vettel, Kienyke

Fuera de las pistas, Vettel lo único que busca es paz y tranquilidad al lado de su novia.

En sus ratos libres cambia los cuatro neumáticos por dos. Vettel es un apasionado de las motocicletas, ahí encuentra la libertad que la fama no le ha permitido disfrutar. “Podías manejar en la ciudad, llegar a alguna alberca, encontrarte con amigos. La motocicleta fue el primer medio de transporte que me dio independencia”, expresa Sebastián.

Esa pasión lo tuvo entre la espada y la pared a inicio del nuevo milenio. Consolidado como un prodigio de los Karts, las motonetas eran una tentación que sedujo en varias ocasiones a Sebastián pero que no logró torcer su destino. Vettel entendió su misión, lo que se venía para él en el futuro y decidió dejar a las motos como un hobby. “A mis 16, invertí todo el dinero de mi confirmación en mi primer motocicleta, una Cagiva Mito. Fue algo especial, de frente parecía una Ducati”.

La supremacía Vettel

“Es de niños, ¿no? Niños sin suficiente experiencia: hacen un buen trabajo y luego lo fastidian todo”, dijo Mark Webber sobre Sebastián una vez hizo su aparición en la Fórmula 1. Un choque en el Gran Premio de Japón en 2007 cuando compitió para Toro Rosso y el australiano dominaba un Red Bull, inició la rivalidad entre los dos que se acrecentó cuando Vettel consiguió ganar en Monza y luego llegó al equipo austriaco para ser compañero de equipo de ‘Marky’.

Sebastián Vettel, Kienyke

Vettel no solo cosecha triunfos, también polémicas. 

Nunca se llevaron bien menos cuando Webber se vio desplazado por el talento natural de Sebastián que peleó el campeonato 2009 terminando solo por detrás de Jenson Button. Los celos llevaron a Mark a combatir en pista contra Vettel como en el Gran Premio de Brasil de 2012 en el que el australiano puso en riesgo el tricampeonato para su compañero de equipo al atacarlo en varias ocasiones.

La ruptura hizo que Vettel desafiara a Webber en los grandes premios venideros incluso desobedeciendo las órdenes de equipo en el circuito de Malasia realizando un anticipo cuando el australiano ganaba la carrera. “Multi 21 ¿No Seb?”, expresó Mark haciendo alusión a la posición relegada que habitualmente le tocó a él. Las riñas acabaron cuando Webber anunció su retiro a lo que Sebastián declaró que lo echará de menos.

El heredero de ‘Schumi’

Vettel es el piloto más joven en ganar una carrera, subirse a un podio y celebrar un titulo mundial. La osadía lo llevó a conseguir el cuarto título mundial superando en un lustro a eternos rivales como Fernando Alonso, Lewis Hamilton o Kimi Raikkonen que no han tenido otra opción que reconocer al baluarte alemán. Incluso logró batir en pista a su ídolo, Michael Schumacher, quien regresó a Mercedes pero que entendió que su sucesor había aterrizado de manera inmediata en la máxima categoría.

Sebastián Vettel, Kienyke

Es la era de Vettel, un chico humilde al que la fama no lo desvela, si las ansías de gloria.

Luego toma su trofeo, el que lo consagra como tetracampeón mundial y va a ese pequeño cuarto lleno de grandeza donde apiña los premios obtenidos. Los deja, los observa con atención y va a su recamara, su aposento donde al sonido de ‘The Beatles’ se pregunta “¿Seré algún día como Jordan, Schumacher y Jackson?” Los tres Michael que idolatra. El solo se respondió el interrogante; hoy se habla del legado de un tal Vettel.

En Twitter: @RomanGomez

Lea también: La accidentada carrera de Juan Pablo Montoya

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO