Súper Bowl, el espectáculo más famoso del mundo

Súper Bowl, el espectáculo más famoso del mundo

1 de febrero del 2014

Este fin de semana se lleva a cabo en la ciudad de Nueva York el popular Súper Bowl. Es el momento ideal para que las familias norteamericanas se sienten en el sillón a disfrutar del partido más interesante de la temporada de fútbol americano, que esta temporada se disputará entre Seattle Seahawks y Denver Broncos.

Superbowl, Kienyke

Peyton Manning, el legendario ‘quarterback’ quiere su segundo Super Bowl

Pero, más allá de la presencia de los líderes de cada una de las escuadras, Russell Wilson por los Halcones Marinos, y el legendario Peyton Manning por los Potros, las luminarias apuntan al escenario del medio tiempo. Es un momento único para los amantes del deporte y los que no lo son; la música se apodera del terreno y se presencia un espectáculo que queda para la historia, generalmente por el artista del momento.

Esta vez el turno es para Bruno Mars. El artista de música pop se unirá a la prestigiosa lista que tiene presentaciones de la talla de Rolling Stones, Michael Jackson, Madonna, Justin Timberlake y Beyoncé entre otros. Además, el Súper Bowl es el momento justo para fusionar ritmos, privilegio que tendrá esta vez Red Hot Chilli Peppers junto a Mars realizando un homenaje al grupo Led Zeppelin.

Bruno Mars, Kienyke

Bruno Mars es el elegido de esta edición para cantar en el Súper Bowl XLVIII

Guía para pasar un buen Súper Bowl

No se trata solo de presenciar un concierto. Los estadounidenses usan la ocasión para expandir su deporte insignia. Pero, ¿de qué se trata? El Súper Bowl lo disputan dos equipos, los mejores de la conferencia Americana y Nacional durante cuatro cuartos; a su vez, los equipos se dividen entre jugadores de ofensiva y jugadores de defensiva. Cuando es el turno de atacar de una de las dos escuadras, la misión es avanzar diez yardas en cuatro intentos liderados por su mariscal de campo. Si no lo logran, perderán el balón y será el turno de atacar del equipo contrario.

Superbowl, Kienyke

Seattle vs Denver, entre ellos saldrá el campeón

Si uno de los dos equipos logra cruzar el terreno con posesión de balón e ingresar a la zona de anotación, conseguirá seis puntos. Además, tendrá la posibilidad de un punto adicional mediante un gol de campo. También, puede alcanzar una conversión de ocho puntos si en vez de patear, hace una jugada terrestre y anota. Por otro lado, cuando un equipo está lejos de la zona de anotación pero en  posición de patear, puede convertir un gol de campo que le generen tres puntos más a la pizarra.

A diferencia del fútbol, el juego es bastante cortado. Sin embargo, eso no es problema para el espectáculo puesto que entre pausa y pausa se estrenan comerciales exclusivos para el evento, jugando así las marcas publicitarias su propio súper tazón. ¿Cómo olvidar a Michael Jordan vs Larry Byrd peleando por una hamburguesa McDonald’s? ¿O el regreso de ‘Darth Vader’ en versión miniatura en 2011? Esta vez se presume que un caballo y un perro enamorarán a la tierra. (Vea el comercial que lo hará llorar en esta edición del Súper Bowl)

Más allá del Súper Bowl

El Súper Tazón no solo se juega durante los cuatro cuartos y el evento de medio tiempo. Las repercusiones continúan durante las semanas posteriores, sea en lo deportivo o en el mundo de la farándula. Los choques entre uno y otro equipo dejan rencillas verbales que se dimiten en los programas de controversia con los protagonistas enfrentados cara a cara pero desde los micrófonos.

No obstante, sin duda alguna el escandalo más resonado de una edición del Súper Bowl ha sido en 2004, la vez en la que Justin Timberlake y Janet Jackson se presentaron en un apoteósico show que terminó con una escena polémica: El cantante le destapó un seno a la artista ante los ojos de todos. Enseguida, las críticas se hicieron presentes calificando el hecho como vulgar y obsceno, mientras que otros lo vieron como un mero hecho mediático.

[youtube width=”549″ height=”366″]http://www.youtube.com/watch?v=6_KgOkKEoc4[/youtube]

Por esto y por mucho más es que el Súper Bowl es único. Lejos, en Colombia, donde el fútbol americano no es muy popular, usted puede vivir una tarde a ritmo de ‘touchdowns’, ‘goles de campo’ y la música de Bruno Mars, seguro que no la pasará mal.