10 razones por las que tu negocio no está funcionando

Foto: Cortesía

10 razones por las que tu negocio no está funcionando

7 de abril del 2017

Si usted es emprendedor y su sueño es darle forma a un negocio rentable para este año, pero pese a todos sus esfuerzos aún siente que las cosas no van de la mejor forma, el primer paso para continuar es identificar cuál es el fallo o dónde está el problema que le impide funcionar.

A continuación, le contamos algunas de las posibles razones por las cuales esto está sucediendo:

1. No tiene definido de forma clara su modelo de negocio

No sólo se trata de tener una idea de negocio, sino definir claramente el modelo al cual debe ajustarse. Dicho modelo marcará las pautas de lo que su empresa será. Si esto no está claro, estará  navegando en aguas inciertas y sin destino fijo.

Es necesario analizar qué tendencias prevalecen a nivel de mercado, identificar a los potenciales clientes, y examinar cómo es la competencia en el sector. De esta forma podrá determinar si su actual modelo  cuenta realmente con rentabilidad, o si será una pérdida de recursos desde el principio. No se deben hacer estas consideraciones a mitad de recorrido, sino desde el inicio, porque de ello dependerá el poder diseñar un plan estratégico de negocio que sea exitoso.

2. Ignorar las señales del mercado

Este factor está relacionado con el anterior, ya que es necesario estar atento a lo que marca el mercado, en cuanto a la oferta y a la demanda. No debe tratar de ir contra las tendencias, sino crear la idea o el modelo de negocio luego de haber realizado un estudio de mercado para conocer los proyectos que ofrezcan mayor rentabilidad, así como los costes  y el porcentaje de consumo. El mercado lo orientará en cuanto a las decisiones que debe tomar.

3. Se elevan los costos

Quizás tenga buen número de ventas, pero no lo que requiere verdaderamente para cubrir los costos de cada mes, y esto ocurre porque no ha considerado inicialmente los márgenes.

Cuando planifica lo que será su negocio, debe considerar las diferencias que existen entre los ingresos obtenidos a partir de las ventas y los costos inherentes a la producción. Esta diferencia indicará el beneficio bruto, importante para determinar hasta qué punto podrá minimizarlo sin poner en juego la calidad que ofrece en cuanto al servicio o los productos.

4. No logra sus objetivos de venta

Una de las razones por las cuales muchos negocios terminan por cerrar es la falta de ventas. Si cada mes los números cierran en rojo, o no se logra cumplir con los objetivos de venta que se tenían pautados inicialmente, es momento de preguntarse si se está haciendo uso de un plan de ventas, si se sabe cómo dirigirse a los clientes, o lo está haciendo bien.

También es pertinente estudiar si se ofrecen los productos de manera atractiva y expresan sus beneficios de forma convincente, si el precio es el competitivo, o si existe una buena estrategia de marketing. Detectar algunas de estas razones podría ayudar a aumentar las ventas.

5. No fidelizar clientes

Es posible que hayan nuevos clientes, pero sólo compran una vez. De suceder así, es importante trabajar en la fidelización. A largo plazo es mucho más rentable fidelizar un cliente que hacer muchos nuevos, ya que se necesitan esfuerzos extras para dirigirse a ellos y captarlos.

Es indispensable invertir en estrategias para fidelizar que logren satisfacer las necesidades de los clientes y crear lazos fuertes y duraderos.

6. No trabajar en función de los resultados

Otro error recurrente es implementar estrategias de marketing, pero no monitorearlas, lo cual es necesario para establecer diagnósticos sobre la situación y conocer dónde establecer mejoras. Es mejor evitar ser parte de negocios que no hacen uso de la información estadística para mejorar su rendimiento a nivel económico.

Sin embargo, una vez que se empiece a trabajar en ello, el personal debe involucrarse para cumplir con las metas establecidas.

7. No invierter lo necesario en marketing

De nada sirve disminuir costos sin invertir en los aspectos que requieren hacer gastos de forma continua. Por ejemplo, se puede administrar sin ayuda extra, pero posiblemente no dedicarse a la tarea de captar clientes. Es necesario invertir en marketing. Este será un aspecto que se debe realizar constantemente  porque influye a gran escala en atraer clientes de forma continua.

También es necesario que invertir en herramientas tecnológicas. Por ejemplo, a la hora de gestionar un negocio, Big Data y Cloud serán herramientas que te brindarán soluciones y beneficios al proyecto.

8. No piensar en los clientes

Muchos se enfocan tanto en las ganancias, que se olvidan de algo sumamente importante: los clientes. Jack Welch, el directivo de General Electric, afirmó en una ocasión: “Las compañías no pueden ofrecer estabilidad laboral. ¡Solamente los clientes pueden!”

Por esta razón, cada negocio debe establecer una visión que esté orientada hacia la satisfacción del cliente. Si esta es una de las razones por las cuales su emprendimiento no está funcionando, entonces empiece a darle mayor prioridad a este tema por sobre otros aspectos.

9. Falta de motivación

Es fundamental tener en cuenta que para emprender se necesitan altas dosis de motivación y de actitud, especialmente en los momentos menos favorables. Si la motivación disminuye, esto le hará renunciar antes de tiempo. Para obtener grandes beneficios debe estar armado de constancia y de mucha paciencia.

Estar motivado es la mejor herramienta para ofrecer a tus clientes la mejor atención. Por el contrario, sentirse con falta de motivación y negatividad influirá de forma no deseada al momento de atraer clientes y fidelizarlos.

10. No tiener un buen servicio de asesoría

Siempre es bueno preguntarse si realmente se posee un servicio de asesoría confiable. Podría darse que el asesor incumple con algunos plazos o no informa a tiempo sobre ciertos aspectos necesarios. Si cree que este motivo podría estar siendo una causa que influye negativamente en su negocio, es momento de cambiar la asesoría por la de otros profesionales que puedan llevar las responsabilidades fiscales y respondan a sus necesidades.