Cómo usar y ahorrar la energía eléctrica

9 de noviembre del 2019

Siga estas recomendaciones y verá resultados en su recibo de luz.

Cómo usar y ahorrar la energía eléctrica

El incremento de la tarifa del servicio eléctrico, que se empezó a cobrar a partir del 1 de octubre, se originó como una medida para contrarrestar la crisis de algunas empresas que distribuyen y comercializan energía eléctrica en el país.

La Superintendencia de Servicios Públicos anunció que las personas que residen en viviendas de estratos 4, 5 y 6, así como las que cuentan con locales comerciales e industriales del país, deberán pagar un aumento de cuatro pesos por kilovatio hora (kWh).

Esta medida, que afectará el bolsillo de los colombianos, crea la necesidad de implementar medidas de ahorro para el uso eficiente de este recurso en el país. Pero, ¿cómo las empresas y los hogares pueden reducir su consumo energético para contrarrestar este nuevo cobro?

Lea también: La tecnología avanza y los riesgos también

Para Juan Pablo Rojas, creador de Vértebra Soluciones, empresa especializada en la implementación de prácticas para reducir el consumo energético en Colombia, las compañías y las casas necesitan manejar una serie de estrategias, dentro de las que se encuentran:

1. La optimización de horario de uso de equipos eléctricos

2. Climatización inteligente (aprovechamiento de técnicas de bioclimática). Por ejemplo, a través de la sectorización de zonas de climatización en relación con el flujo de personal, con el fin de mantener los espacios dentro de la temperatura de confort 21 grados centígrados

3. El uso eficiente de los equipos eléctricos que no se utilizan en su total capacidad, tales como lavadoras, secadoras, entre otros

4. Mantenimiento preventivo de las máquinas de refrigeración y climatización, ya que con esto se evitan fugas y se asegura el funcionamiento correcto y eficiente de los equipos

5. Desconectar cargadores de celular, computadores, cafeteras, ya que cualquier elemento que se deje enchufado a la toma eléctrica genera un consumo sin importar si el equipo está apagado o no se está cargando

6. Instalación de equipos de refrigeración en lugares fríos, secos y ventilados

De acuerdo con el experto, es necesario promover programas de educación en ahorro, ya que cerca del 10 % y 20 % del consumo energético de las compañías se desperdicia por malos hábitos y el desconocimiento de las organizaciones frente a
las consecuencias económicas y medioambientales a largo plazo de estas acciones.

“Educar a las personas o las empresas en términos de ahorro energético no solo le permitirá disminuir los costos de su factura sino que le brindará la oportunidad de convertirse en agentes de cambio medioambiental”, explicó Rojas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO