Un MBA no es garantía de un aumento de sueldo

Un MBA no es garantía de un aumento de sueldo

27 de septiembre del 2014

En el mundo empresarial hay elementos que dan prestigio. Buenos negocios, adquisiciones, ventas y demás. Pero hay algo que se destaca desde la formación: tener un Master of Business Administration, en decir, un MBA.

Es uno de los títulos universitarios más reconocidos a nivel internacional. Es dirigido a mejorar habilidades empresariales  y de liderazgo en las personas. Se estima que los salarios crecen en promedio 50% luego de cursar un MBA.

A pesar de las ventajas que pueda tener en la hoja de vida, un MBA no siempre será un factor definitivo y determinante a la hora de aplicar a un empleo. Sumado a eso, los MBA son costosos.

En universidades como Harvard uno puede costar 150.000 dólares. Una cifra que parece complicada de recuperar para la persona que haga la inversión en este estudio.

Teniendo en cuenta esta circunstancia nacieron alternativas diferentes a un MBA. Ya que todos no pueden estudiar en las mejores universidades del mundo, las opciones de nutrir la hoja con otros estudios es amplia.

Mujer biblioteca

Los masters anuales se han hecho a un espacio porque tienden a ser especializados en fortalecer habilidades muy especificas. Sobre todo en el manejo de finanzas y gestión de las empresas. La necesidad de estos programas cortos nace de estudiantes que demandan estos cursos que por lo general duran un año y quieren seguir actualizados en el mundo laboral. Estos programas suelen ser más técnicos y no son tan enfocados a habilidades empresariales.

Estas especializaciones de hecho no piden los cinco años de experiencia en el campo laboral que se requiere para estudiar la mayoría de los MBA.  Para estas especializaciones, con dos años laborales ya se puede aplicar sin ninguna restricción académica. La contra de estas especializaciones estaría en que el umbral de desarrollar un trabajo se cierra. Se podría encasillar a la persona en que solo sabe hacer una cosa.

Otros que vienen con pasos grandes para quitarle estudiantes a los MBA son los programas de gestión, que desde el 2011 han tenido un aumento en su demanda en más de un 67%, lo cual ha hecho que el costo de las matrículas aumenten.

Los costos en una universidad de EE. UU. pueden llegar a 30.000 dólares. En algunos casos, dependiendo el programa, el grado se puede obtener en 9 meses. Algunos de estos cursos de gestión no piden experiencia laboral y se pueden realizar inmediatamente después de finalizado el pregrado.

Aunque los expertos recomiendan que es mejor acumular experiencia laboral para tomar cualquier posgrado. Esto es clave para entender y aplicar en el trabajo lo que se aprende en la academia.

Desde la crisis de 2008 los MBA han perdido fuerza. Primero, por su alto costo, las personas prefieren optar por cursos rápidos y asegurar el retorno de la inversión. Además, las empresas apenas se están recuperando de los fuertes recortes y los salarios aún no son tan atractivos.

De este modo, un MBA no está garantizando ascensos laborales, sumado a esto está el hecho de que las inversiones no están retornando fácilmente y los estudiantes empiezan a tener problemas de crédito.

Ahora, cuando vaya a estudiar un posgrado tiene que evaluar las habilitadas que quiere potenciar y que proyección quiere de su trabajo a futuro. Si realmente cree que lo que más le conviene es un MBA búsquelo y hágalo. Si cree que un curso más corto le puede ser más útil evalúe las posibilidades y estudie de acuerdo a lo que más se acomode.