Aprender inglés sería más efectivo al empezar el año

Aprender inglés sería más efectivo al empezar el año

2 de febrero del 2017

Estudios de las facultades de Medicina de las universidades de Harvard y California han buscado entender cuáles son los momentos en los que el aprendizaje de idiomas como el inglés son más efectivos y la actividad cerebral está a su máxima potencia.

Si bien es cierto que la mañana es el momento del día en que las personas tienen mayor energía y que una alimentación balanceada son factores importantes para las capacidades cognitivas, los resultados de los estudios arrojan que el mejor momento para el aprendizaje es después de las vacaciones. Esta es la razón por la que el mercado de programas académicos es mucho más activo al inicio de cada año, señalan los expertos.

Lea también: Por qué su MiPyme debe ingresar al mundo digital

Inglés con pie derecho

“El cerebro al igual que el resto del cuerpo humano se cansa, desgasta y fatiga, lo que en últimas perjudica y disminuye su capacidad”, explica la revista académica Scientific American. La publicación ha dedicado varios artículos a explicar la importancia de darle un descanso al cerebro y hace énfasis en cómo el tiempo después de las vacaciones es el momento más productivo para iniciar nuevas actividades y cumplir propósitos de aprendizaje.

Además: Las crisis económicas son una oportunidad para hacer crecer negocio

La experiencia muestra que en esta época los estudiantes están motivados y obtienen mejores resultados. Así lo explica Andrés Moreno, CEO de Open English:

“Según nuestros registros, enero y febrero son los meses en los que más personas nuevas se inscriben a los programas, alcanzando hasta un 40% más estudiantes que en los últimos meses del año. Hemos comprobado que el compromiso de los estudiantes con la plataforma es hasta 10% mayor en los meses de febrero y marzo, adicionalmente las asistencias a las clases aumentan durante estos meses”.

Le puede interesar: ¿Cómo la formación online puede mejorar su carrera profesional?

En ese sentido, empezar a estudiar inglés o un segundo idioma en los primeros meses del año puede ser además de gratificante, más sencillo de lo que se cree.  
 
“Es bien sabido que el inglés hace la diferencia para un mejor trabajo, un mayor sueldo o un futuro más promisorio. Es la época ideal aprovechando que una vez finalizadas las fiestas las personas tienen energía recargada para emprender sus metas y finalizar sus proyectos”, añade Moreno.