Café con sabor a frutas se asoma al mercado

22 de noviembre del 2017

El producto cuenta con la correspondiente licencia del Invima.

café

Con pulpas de piña y un injerto de mandarina-limón se elaboró, Coffruit, el café tipo exportación producido en el municipio de Santa María, Huila. Sus creadores son María José Losada, estudiante de Ingeniería Industrial y Jhohan Smith Becerra quien estudia la misma carrera.

Losada explicó: “Este es un café de especie arábiga de alta calidad, cultivado a una altura de 1.800 msnm, que cuenta entre sus ingredientes con estas frutas ricas en probióticos, los cuales pueden contribuir a mejorar la digestión de nuestros consumidores”.

El producto cuenta con la correspondiente licencia del Invima y espera adelantar un proceso de certificación para obtener sellos que lo acrediten como café de origen, orgánico y que cumple con los procesos de calidad en su producción.

Adicionalmente, se espera realizar una alianza con la Universidad de Grenoble (Francia), con el fin de evaluar su potencial de comercialización en el exterior.

Tras un proceso de experimentación, que data de hace cuatro años, en el que participaron expertos catadores de la región e ingenieros de Tecnoparque (SENA), se concluyó que la piña y la mandarina-limón eran las frutas más apropiadas.

Becerra destaca la calidad del producto: “Las características de este café son las notas dulces; acidez y cuerpo medio alto; fragancia o aroma intenso con sensaciones frutales de piña, limón y acaramelado”, también alude que se trata de un producto novedoso que llama particularmente la atención del consumidor extranjero.

Mientras que el café elaborado con limón tiene una acidez media alta, el elaborado con piña es de una acidez media.

Proceso Artesanal

Una vez el café es recolectado, se realiza una preselección de granos con defectos, a partir de lo cual inicia un proceso de 24 horas de fermento en uva. Luego se procede al despulpado y se transporta a los tanques de fermento. Allí se introducen las frutas picadas y sus cáscaras, luego se fermenta por otras 36 horas.

Vale resaltar que el sobrante de esta fruta se toma como un subproducto y se diseña un abono orgánico para los mismos cultivos de café; después del lavado se retiran las frutas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO