El linterna verde colombiano

Foto: Andrés Lozano /Kienyke.com

El linterna verde colombiano

11 de febrero del 2019

Aunque Camilo Herrera, un colombiano de 32 años no tiene un anillo verde que le concede superpoderes, sí tiene la capacidad de crear manifestaciones de luz sólida con una botella de plástico, energía solar y unos cuantos cables. Su hermandad de guerreros es un crucero lleno de personas que viajan por el mundo para darle al planeta tierra un poco de justicia social.

Herrera, estudiante de Administración de Empresas de la Universidad Ean se encuentra inmerso en un viaje de 105 días que recorrerá el mundo llevando alumbrado a las comunidades más alejadas del mundo.

Él es embajador de Litro de Luz en Latinoamérica, una iniciativa que surgió en Filipinas que consiste en elaborar postes de luz con material reciclado que funcionan con energía solar. Él y su equipo, construyen esta tecnología, la instalan en territorios apartados y la enseñan a las comunidades.

El viaje partirá desde Yokohama, Japón y volverá al mismo lugar. Pasará por 21 países, atravesará el Pacífico, el Índico, y el Atlántico. Luego de atravesar todo el Atlántico sur,  llegarán a Río de Janeiro harán instalaciones en Río Y Easter island (Rapa Nui, la isla de los moais) y volverán a Japón.

Foto: Andrés Lozano/ KienyKe.com

Todo esto será presentado en la Expo Dubai 2020, una feria de 40 millones de visitantes en la cual estarán 4 meses presentando su trabajo. Esta travesía inició el pasado 26 de diciembre en Yokohama y terminará en Kobe el 01 de abril.

“Cualquier persona puede ser emprendedora, pero no un emprendedor social”

Camilo es el primer emprendedor social colombiano que le está dando la vuelta al planeta generando un importante impacto. En entrevista con este medio, explica que su proyecto está enfocado a una parte de la población a la que nadie quiere ir o pensar, en las que muy pocas quieren innovar y es la que está en la base de la pirámide.

“Trabajando en emprendimiento social muchas veces no ganas dinero, sino otro tipo de cosas. Ganas distintas maneras de vivir la vida o entenderla y madurar. Es como compararlo con el éxito financiero”, dijo Herrera.

En 2011, durante una clase en el Sena (Servicio Nacional de Aprendizaje) Camilo vio un video de 30 segundos que luego lo llevó a buscar una página en Internet, esta tenía unos videoclips cortos y uno de esos era de un proyecto que arrancó en Filipinas y llevaba luz al mundo, “yo vi este corto y dije, esta es una idea muy poderosa y hay que traerla al país”, dijo.

Se contactó con la persona que estaba en Filipinas y que hoy es su gran amigo e hicieron un acuerdo para hacer una réplica en Colombia, inició como una ONG con tres compañeros y un préstamo de $ 100.000. Con ese dinero iluminaron más de 4.703 casas por toda Colombia. “Esta tecnología costaba $ 5.000 y le enseñábamos a la gente a replicarlo para que no siempre tuviéramos que estar ahí, eso es lo que hacemos en el mundo”, manifestó Herrera.

Peace Boat

Fue en 2016 que Camilo conoció la organización japonesa Peace Boat (Barco de la Paz), es una estructura no gubernamental que tiene como objetivo promover la paz, los derechos humanos, el desarrollo sostenido y la conciencia al medio ambiente.

Lea también: El brazalete que salvará vidas en el campo

“Es un crucero gigante de 11 pisos que lleva 35 años dándole la vuelta al mundo enseñando temas de sostenibilidad y paz, acordamos embarcarnos en un viaje que hacen desde el año pasado, en la embarcación le enseñamos a la gente cómo funciona la tecnología y en cada puerto en donde el barco hace una parada buscamos ONG locales”, dijo a KienyKe.com.

Al llegar a las comunidades, Camilo les enseña a hacer iluminación para los hogares, lámparas para los niños y postes de luz. Además les deja el material de electrónica necesario, como baterías y paneles para que ellos lo hagan y lo repliquen.

Foto: Andrés Lozano/ KienyKe.com

“Lo más emotivo de este viaje ha sido visitar una población en Madagascar. Las condiciones de miseria son complicadas, ellos tienen escepticismo porque las personas blancas visiten un continente negro, pero cuando pasa el tiempo y entienden que llegas a enseñarles algo, el final del día es una fiesta impresionante”, indicó.

Finalmente, Camilo asegura que emprender en Colombia es difícil, pero hay oportunidades. “Hay falencias, pero también hay muchas personas con muchas ganas de salir adelante y crear cosas nuevas. Emprender buscando eliminar la pobreza es más sencillo que emprender pensando en un negocio para estratos 5 y 6, necesitas menos dinero, se mueve mucho más rápido y si lo haces bien creces con una tasa de desarrollo mucho más rápida”, finalizó.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO