Siete claves para que los padres solteros mejoren sus finanzas

Foto: Shutterstock

Siete claves para que los padres solteros mejoren sus finanzas

7 de abril del 2017

La crianza de un hijo para los padres solteros se convierte, en muchos casos, en un gran reto. Aunque es un fenómeno común en la actualidad, acarrea una serie de cambios en los hábitos de consumo y en la distribución de los gastos del hogar.

Según cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), para 2016 menos del 35% de los adultos colombianos tomaron la decisión de casarse y más del 30% de las madres primerizas en Colombia decidieron asumir el reto solas y con esto, el gasto económico que lo acompaña.

Asimismo, cuando se produce un divorcio, los ingresos mensuales de un hogar se reducen a la mitad. De acuerdo con el Mapa Mundial de Familia de 2015, un informe creado por Child Trends & Social Trends Institute, más del 80% de los adultos en el país afirmaron que tanto los hombres como las mujeres deben contribuir a la renta de la casa para mantener una economía holgada.

Sin embargo, esta premisa se incumple en muchos hogares colombianos. Hay quienes por diferentes motivos deben convertirse en padres solteros. Por eso, es trascendental tener en cuenta una serie de consejos que pueden ayudarlos a asumir el reto y cumplir con las responsabilidades y los gustos de su núcleo familiar:

Consejos diseñados para las finanzas de los padres solteros

Ahorrar para poder gastar: es cierto que acomodar su presupuesto a su nuevo estilo de vida es complicado, pero este hábito es indispensable para prevenir y organizar sus finanzas. En este sentido, el programa Resuelve tu Deuda recomienda la fórmula del 70-30. Un 70% debe ir destinado a esos gastos mensuales importantes. El otro 30% puede utilizarse para la recreación, el ahorro y esos antojitos de más que tanto usted como los niños puedan llegar a tener.

Priorizar: siempre tenga presenta cuáles son los gastos importantes y obligatorios del mes. Por ejemplo, la pensión del colegio, el mercado, los servicios públicos, entre otros. Recuerde que está en un momento de ajuste financiero, por lo que es importante que conozca sus prioridades.

Reducir los gastos innecesarios: los gastos del supermercado deben reducirse, teniendo en cuenta que hay una persona menos en su hogar, lo mismo sucede con los servicios. Evite los gastos ‘hormiga’ que se pueden llevar hasta el 40% de los ingresos mensuales de una persona, según cifras de Resuelve tu Deuda.

Utilizar las tarjetas de crédito de manera responsable: recuerde que, aunque estos medios le pueden ayudar a adquirir cosas cuando no tiene cómo pagarlas de manera inmediata, su uso irresponsable puede traer intereses y más deudas.

Otras formas de ingreso: debido a que se redujeron los ingresos en su hogar, es importante encontrar nuevos recursos para suplir todos sus gastos. Puede realizar ventas en línea u ofrecer servicios como tutorías, dependiendo de los conocimientos que tenga.  

Fondo de emergencia: guarde un dinero exclusivo para situaciones inesperadas. Es recomendable que “sea equivalente a seis meses de su sueldo para cubrir cualquier eventualidad”. Este dinero puede guardarlo en una cuenta bancaria que le genere alguna rentabilidad.

Enfrentar sus problemas: Todos estamos sujetos a caer en un problema financiero, pero lo que es verdaderamente importante es enfrentarlo y demostrarles a nuestros hijos cómo trabajar para solucionarlo. Hable con ellos de la situación y lo qué está haciendo para resolverla, esto les ayudará a entender los ajustes en el estilo de vida de la familia y les enseñará también a luchar para salir de sus inconvenientes.