Colombia lleva el pez de la buena suerte al mundo

Colombia lleva el pez de la buena suerte al mundo

17 de Noviembre del 2016

“Se trata de un modelo de negocio sostenible, rentable, seguro, que requiere menos tiempo que otros tipos de cultivo de peces y que representa ingresos significativos. Gracias al cultivo de la Arawana, hoy más de 100 familias colombianas tienen acceso a más oportunidades y a una mejor calidad de vida”, expresó Hermes Olmos Cortéz, acuicultor y socio de la empresa colombiana que se dedica a exportar el pez de la buena suerte.

Lea también: Medellín es anfitriona de la Semana Global del Emprendimiento

Se trata de Natfish S.A.S., una iniciativa conformada por 111 pequeños piscicultores del departamento de Caquetá y por la Asociación de Acuicultores del Caquetá (Acuica), que desarrolló en octubre pasado la primera exportación de larvas de Arawana plateada o pez dragón, una especie de la cuenca amazónica, considerada por los asiáticos como el pez de la buena suerte‘.

Además: Tour de fantasmas en La Candelaria, otra forma de conocer Bogotá

El proceso se gestó luego de que varios representantes de la empresa participaran en Aquarama, la feria de peces ornamentales más importante del mundo realizada en China.

¿Por qué exportan el pez de la buena suerte?

La Arawana plateada es la de mayor demanda entre las tres especies de este pez que se comercializan en Asia, lo que ha repercutido en la pesca indiscriminada en el Amazonas y en el deterioro de las poblaciones naturales.

Le puede interesar: Dream Jobs dará ofertas laborales a los 4 millones de usuarios de Icetex

En ese sentido, la asociación Acuica investigó por más de seis años cómo producir y comercializar esta especie en cautiverio. Por ello, según dicen, lograron construir un modelo para contribuir al desarrollo de Colombia y proteger el ecosistema.

De acuerdo con el acuicultor Rufino Chindicue Falla, el resultado ha sido el esperado:

“Para nosotros es motivo de orgullo saber que Acuica es la única empresa nacional y de Latinoamérica con tecnología propia y capacidad de producción de larvas de Arawana en el plano industrial, en fincas y sin dañar al medio ambiente”.

Alt_pez_buena_suerte_C

La idea entonces es seguir creciendo de manera exponencial. Para 2017, la asociación proyecta una producción de 720.000 larvas, con lo que llegarían a mercados como Europa y Norteamérica.

“El objetivo ha sido ayudar a consolidar una visión de negocios en los piscicultores, para que produzcan con buenas prácticas, sean capaces de proveer a su propia comunidad y abran mercados. Es un verdadero modelo para replicar en Colombia; el ejemplo de cómo la generación de una cultura participativa donde ‘todos ponen y todos ganan’, puede romper el paradigma del asistencialismo y crear oportunidades sostenibles”, expresó Álvaro Pío, vocero de Colombia Responde.