‘Se Volvió Prisprí’: una idea de negocio con amor por Cartagena

30 de octubre del 2019

Alberto Llamas, director financiero del Grupo GELA, habló con KienyKe.com sobre el concepto detrás de esta famosa cafetería.

‘Se Volvió Prisprí’: una idea de negocio con amor por Cartagena

Interior de 'Se Volvió Prisprí Coffee Shop'. Foto: Juan Camilo Castillo

Incursionar en el mundo de los emprendimientos no es una tarea sencilla, más aún cuando no se tiene un concepto claro que posteriormente le de vida a una idea para desarrollar. Este es, sin duda, uno de los principales obstáculos con los que se encuentran los emprendedores a la hora de crear un negocio exitoso.

En ese contexto, resulta pertinente destacar iniciativas que han tenido un buen desempeño a lo largo de los años y que pueden servir como fuente de inspiración para aquellas personas que están comenzando en el mundo de las empresas propias.

Ese es el caso de ‘Se Volvió Prisprí Coffee Shop’, una cafetería de estilo vintage que es propiedad del Grupo Empresarial Llamas Arenas (GELA), uno de los conglomerados empresariales más reconocidos y prestigiosos de la ciudad de Cartagena.

La creación del concepto

El Grupo GELA ha existido desde hace más de 25 años, de la mano de la emprendedora Gabi Arenas y su tienda de diseño de piezas de cuero de alta costura. Los caminos de la vida llevaron a esta mujer y sus hijos a incursionar en la gastronomía cartagenera, al punto de poseer, eventualmente, más de tres restaurantes.

Fue allí cuando les ofrecieron comprar una vieja que cafetería que llevaba años en el centro de ‘La Heroica’, pero que había sido bastante descuidada. Después de pensarlo cuidadosamente, los integrantes de la familia Llamas Arenas decidieron dar un pasó al frente y adquirir este negocio.

Muchos pensaron que no era una buena decisión, pero ellos tenían una serie de ideas claras que los llevarían al éxito.

Exterior de ‘Se Volvió Prisprí Coffee Shop’. Foto: Juan Camilo Castillo

En primer lugar, la cafetería está ubicada en un punto estratégico por el cual transitan grandes multitudes, más exactamente en toda la esquina de la Plaza de Bolívar, por allí entran turistas y locales al casco histórico de la ciudad. Gabi y sus hijos sabían que este era un factor a favor.

En segundo lugar, la cafetería tenía que caracterizarse por una identidad, no podía ser un lugar cualquiera, necesitaba diferenciarse de la competencia. Fue allí cuando decidieron diseñar un ambiente ameno, con una decoración al mejor estilo vintage, acompañado de desayunos, almuerzos y antojos de dulce y sal para disfrutar a cualquier hora del día.

Sin embargo, faltaba algo más, la frutilla del postre, ese aspecto que los hiciera únicos y realmente distintos. En ese instante, Gabi y sus hijos se animaron a incluir en el concepto del negocio un aspecto intangible y simbólico, pero gran poder y significado: el amor que sienten por Cartagena. Fue así cómo nació el nombre de este lugar.

Escuche la entrevista completa con Alberto Llamas:

En diálogo con KienyKe.com, Alberto Llamas, director financiero del Grupo GELA e hijo de Gabi Arenas, explicó que: “El nombre tiene una historia interesante. ‘Se Volvió Prisprí’ es una expresión muy local, muy cartagenera, que es muy jocosa, cuando tienes un amigo y se compra una casa nueva, un auto nuevo o se va de viaje, tu le dices eso para darle a entender que se volvió de mejor familia, creído o pretencioso, pero es algo muy jocoso”.

Ese fue el toque original del asunto, un nombre que identifica a todos los cartageneros por medio una expresión que solo ellos utilizan y que a la vez llama la atención de los turistas que quieren saber qué significa y por ende sienten curiosidad de ingresar en el lugar.

Alberto Llamas. Foto: Juan Camilo Castillo

“Cuando uno tiene amor por su ciudad y además por lo que hace, allí hay una buena relación, hay amor por las dos cosas y eso se transmite, los negocios proyectan ese amor y esa pasión en el producto, en el servicio, en la idea y el concepto”, agregó Alberto Llamas.

Así se cumplió el proceso y se dio inicio a una idea de negocio que, con el paso de los años, logró establecerse y consolidarse, ganando una reputación en la gastronomía de la costa caribe colombiana.

Algunas de las delicias que se pueden consumir en ‘Se Volvió Prisprí Coffee Shop’. Foto: Juan Camilo Castillo

Ayuda a la comunidad

De igual manera, la idea del Grupo GELA es que su amor por la ciudad no solo se quede en un concepto para fundar un negocio exitoso, sino que trascienda y genere beneficios para la comunidad.

“La idea es que además de aportarle a varias familias con un empleo, para nosotros es importante que las personas que trabajan para nosotros puedan tener un crecimiento académico y moral”, aseguró Alberto Llamas.

Muchos de los trabajadores que hacen parte de este conglomerado empresarial han recibido ayuda para complementar sus estudios técnicos o profesionales, al igual que la oportunidad para involucrarse en diferentes áreas de la compañía.

Cocinera de ‘Se Volvió Prisprí’ realizando su labor. Foto: Juan Camilo Castillo

¿Por qué visitar ‘Se Volvió Prisprí’?

Por último, Alberto Llamas invita al público a que visite este lugar pues, según sus palabras, allí se vive una experiencia única, en la cual se siente la esencia de Cartagena.

“Es un lugar muy acogedor, con gente que está dispuesta a servir, estar allí se convierte en una experiencia. Además, las personas van a encontrar opciones para satisfacer su necesidad de alimentarse a diferentes horas del día, es decir, pueden desayunar, almorzar, cenar o tener media mañana y media tarde”, explicó Alberto.

Esta actitud astuta e intuitiva para encontrar conceptos sólidos que respalden ideas de negocio es una característica fundamental que deben desarrollar los emprendedores para tener éxito con las iniciativas propias. La historia del Grupo GELA con la cafetería ‘Se Volvió Prisprí’ es una prueba fehaciente de ello.

De igual manera, es importante no olvidar las raíces y tratar de realizar buenas acciones por la comunidad, tal como hacen Gabi Arenas y sus hijos, ya que esa es la forma correcta de devolverle a la ciudad un poco de todo lo bueno que le ha dado a uno.

Vea cómo se vive esta gran experiencia:

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO