¿Crece el uso de efectivo en Colombia?

18 de marzo del 2019

Esto respondió un miembro de la Junta Directiva del Banco de la República.

¿Crece el uso de efectivo en Colombia?

El Banco de la República de Colombia informó que a pesar de que cada vez más se hacen transacciones digitales en el país, hay un aumento del uso de efectivo. Según Gerardo Hernández, esta tendencia se debe a la informalidad o a la desconfianza al uso de medios digitales o el reflejo de una economía que se está reactivando.

Así mismo, dijo que el Banco está trabajando para dinamizar los sistemas de pago. “Estos sistemas tienen posibilidades de ser mejorados y lo que se busca es que sean accesibles a todos los colombianos, en la medida de que eso pase el uso del efectivo disminuirá”, explicó.

Sin embargo, aseguró que no hay fórmulas mágicas ni soluciones inmediatas para el mayor uso de pagos digitales, “es un proceso en el que todos los actores deben colaborar”, indicó.

Gráfica que muestra la evolución de billetes en circulación en Colombia del 2008 al 2018.

“En Colombia hay una consciencia y un interés enorme por trabajar de manera colaborativa para mejorar la forma como los colombianos puedan participar en el sector financiero”, Gerardo Hernández.

En entrevista con KienyKe.com, Hernández agregó que son varios los factores que alimentan el uso del efectivo, “es un tema de cultura, de procesos, de confianza y yo francamente creo que va a tomar un tiempo que los colombianos migren a este modelo de pagos”.

Aseguró que los avances en inclusión financiera son grandes y que el Banco de la República ha venido trabajando en ver cómo se pueden mejorar los sistemas de pagos “y es un proceso que seguramente en la medida que las personas encuentren la utilidad y cubra sus necesidades vamos a movernos a lo digital y menos al papel moneda”.

¿Es posible vivir sin efectivo?

Cuando se le hizo esta pregunta a Hernández citó un artículo del Financial Times  en el que se menciona un estudio independiente que se presentó al Banco Central de Inglaterra que dice que por ahora no es posible vivir sin efectivo. La conclusión es que todavía hay grandes sectores de la población que dependen del uso del efectivo.

“17 por ciento de la población tendría dificultades para hacer frente a una sociedad sin efectivo”, menciona el estudio.

“La revisión advirtió que perder dinero en su totalidad significaría una pérdida de independencia y niveles crecientes de deuda para las personas vulnerables que dependen del dinero para una presupuestación efectiva. Se sugirió que, además de proteger los puntos de efectivo, podría alentarse a más minoristas a ofrecer un reembolso”, advirtió el artículo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO