Así nació el Festival Estéreo Picnic

Así nació el Festival Estéreo Picnic

9 de Marzo del 2016

El primer Festival Estéreo Picnic (FEP) nació en el 2010, en ese entonces convocó alrededor 2.000 personas, para este año esperan una participación de más de 50.000, gracias a nombres como Noel Gallagher, Mumford & Sons y Jack Ü. ¿Cómo hicieron los organizadores de esta fiesta para convertirla en lo que es hoy?

“No ha terminado el festival cuando ya se está buscando el Line up para el siguiente año”, dice Eugenio Chahin, uno de los organizadores del evento, en entrevista con KienyKe.com.

Lea también: El talento colombiano que se tomará Estéreo Picnic

Haciendo énfasis en el trabajo en equipo, hacen todo esto realidad junto a Árbol Naranja quienes también se encargan del tema logístico de varios eventos nacionales e internacionales, dándole la mano al Estéreo Picnic en temas de producción y cubrimiento en medios.

Un evento como este siempre tiene que estar preparado para deleitar a los más de veinte mil creyentes de la música, teniendo las mejores ofertas en artistas, precio de boleterías y horarios.

“Todo sea posible por ofrecer algo nunca antes visto.”

El año pasado el recaudo del Estéreo Picnic fue de unos 2.500 millones de dólares (unos $8000 millones). Ya con estas cifras en sus manos podrían acercarse a los “best sellers” como Kings of Leon, Calvin Harris, The Kooks y Andrés Calamaro.

Lea también: El metalero que organiza el picnic más grande de Colombia

Es difícil pensar que en sus primeras ediciones el festival estuvo a punto de acabarse pues no se cumplieron las expectativas de los realizadores. Los artistas invitados no eran de gran nombre, por ende no tenían muchos seguidores. Los líderes del FEP se vieron obligados a vender las boletas a un precio mucho más bajo (un 25% menos) al previsto, ajustándose al nivel de la cartelera de ese entonces.

El mayor recaudo de Estéreo Picnic se deriva de la venta de boletas: un 76% del total, el 15% corresponde a patrocinios y un 9%  a otros ingresos.

“Somos un festival que vive del público.”

La preparación para el Estéreo Picnic tiene que hacerse y cumplirse de manera minuciosa, desde los estándares de producción hasta el cumplimiento de requisitos estrictos que solicitan las bandas.

Incluso los andamios y las letras gigantes que unidas crean el nombre del festival son armadas y organizadas con cerca de un mes de anticipación.

Al igual que Tu Boleta, en los últimos años el FEP reportó un número mayor de asistencia femenina.

“La pelea por la contratación del más querido.”

Lo primordial para atraer al público siempre será el cartel y la oferta de artistas. En el caso de la primera edición (2010) se contó con artistas prestigiosos, pero no con muchos seguidores, lo que redundó en una modesta asistencia al festival. Fueron 8 bandas, 3 internacionales y 5 nacionales. En 2016 son más de 50 artistas.

“Fueron muy pocos los que asistieron al génesis de este festival, tan solo cerca de dos mil personas”, cuenta Chahin.

Eugenio Chahin

Eugenio Chahin.

Algunas ediciones dejaron pérdidas de hasta US$80.000 como sucedió en el 2011. Llegó el punto en el que los organizadores se reunían y hablaban si en realidad debían seguir invirtiendo dinero y tiempo en el proyecto. El montaje en 2012 costó US$250.000, y al final, el balance arrojaba pérdidas por US$200.000, según la Revista Dinero.

A la hora de planear la tercera edición seguían cuestionando su realización, pero optaron por seguir adelante, sacando dinero de donde no tenían para traer a artistas de gran talla como The Killers. Fue entonces cuando decidieron reducir el costo de la boleta en un 25%.

Pasó el tiempo y el festival fue creciendo económicamente, adquiriendo mayor popularidad. Ahora su nombre aparece en medios de comunicación reconocidos y cuenta con presencia de artistas de todas partes del mundo. Y de asistentes también.

El fichaje de los artistas depende de varios factores. “Inicialmente es cuestión de suerte, pero depende mucho más del ciclo del artistas, hay que saber cómo y cuál es el momento por el cual está pasando el artista últimamente. Claro, hay que tener en cuenta de que lo ofertado sea de interés para él o ellos, no sólo depende de la suma de dinero sino que también depende del escenario y en qué lugar se vayan a presentar.” Agregó Eugenio.

Por otro lado los mercados, públicos y fechas apropiadas para los artistas son importantes para recibir el tan esperado “Sí” por parte de las bandas o sus mánagers. “La cuestión de las fechas es lo más esencial ya que no suena muy divertido decir como banda que nos presentaremos en Nueva Zelanda y luego haremos una viaje de 2 días para llegar a Costa Rica a tocar”, dice Chahin.

Por lo general lo artistas hacen giras en un mismo continente, que es el caso de Latinoamérica. “Inician en el Vive Latino (México), pasan por el FEP (Colombia) y luego se dirigen hacia el sur por los Lollapalooza (Chile y Argentina).”

“El FEP es el FEP, esto no es Londres ni Chicago”

“La idea tampoco es pagar y asistir exclusivamente por lo de afuera como sucede en otros festivales de gran nombre”, aclara Eugenio. Se quiere ir más allá del circuito colombiano pero tampoco salir tanto de este esquema. El fin es que la música nacional hable por sí misma, solidificando la misma industria.

El evento no tiene la intención de dejar a un lado el artista nacional, no se olvida de que en su primera edición 5 de las 8 bandas eran de origen colombiano. Claramente lo espacios para este tipo de artistas se van ganando y posteriormente se abren paso por las grandes tarimas hasta llegar al top del cartel.

“Al fin de cuentas no hay una oferta que tenga felices a todos, es algo bastante difícil, pero el listado perfecto es el que está variado con artistas de todas las tallas.” Es por eso que nació la tercera tarima, para un talento emergente, que tenga de todo.

“Somos un referente de la región andina en cuanto a festivales de música alternativa.”