¿Por qué hay diferencia salarial entre mujeres y hombres?

29 de julio del 2018

A pesar del esfuerzo realizado por diferentes países y organizaciones para igualar el sueldo entre hombres y mujeres, aún se observa una diferencia salarial a nivel global una diferencia sustancial entre ellos. Tanto en Estados Unidos (las mujeres ganan el 79% del ingreso masculino), como en Dinamarca (diferencia de 15%) y hasta en Japón (73% […]

¿Por qué hay diferencia salarial entre mujeres y hombres?

A pesar del esfuerzo realizado por diferentes países y organizaciones para igualar el sueldo entre hombres y mujeres, aún se observa una diferencia salarial a nivel global una diferencia sustancial entre ellos.

Tanto en Estados Unidos (las mujeres ganan el 79% del ingreso masculino), como en Dinamarca (diferencia de 15%) y hasta en Japón (73% del ingreso de los hombres), existe una discrepancia en el ingreso percibido por el género femenino en relación a los hombres con las mismas aptitudes.

Sin embargo, más allá del argumento de discriminación, algunas investigaciones asocian el fenómeno a tener hijos.

Tener un hijo genera la reducción del sueldo

Utilizando data de Dinamarca, Henrik Kleven, un economista de la Universidad de Princeton, encontró en su investigación que incluso en un país con una extensa red de seguridad social, el sueldo de una mujer presenta una aguda reducción en el momento de tener su primer hijo, mientras que el sueldo de los padres se ve ligeramente afectado.

En el largo plazo, esta reducción se traduce en una diferencia de 20% entre el ingreso de las mujeres y su contraparte masculina.

Estudios similares en Estados Unidos han obtenido el mismo resultado. La razón de este suceso se relaciona con las decisiones laborales que toman las mujeres al tener un hijo. Usualmente, las madres prefieren buscar trabajos con horarios más flexibles y menos exigentes, ya que optan por dedicar más tiempo a sus hijos.

Según el estudio de Kleven, generar permisos postnatales no es la solución. A pesar de representar una ventaja para la familia, las madres terminan tomando más tiempo que los padres para reincorporarse al trabajo, lo que incrementa la diferencia salarial.

Sin embargo, si el permiso fuera obligatorio para ambos padres en el mismo período de tiempo, las mujeres no tendrían desventaja frente a su pareja en el área laboral, y se podría reducir la diferencia de ingreso.

En alianza con analitica.com

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO