El 49% de los colombianos está inconforme con su contrato

El 49% de los colombianos está inconforme con su contrato

13 de septiembre del 2013

Las condiciones laborales en Colombia dan para abrir una polémica. El país tiene una de las cifras de desempleo más elevadas de la región. Según el DANE, el 9.9% de los colombianos no tienen trabajo (2’300.000 personas); la informalidad llega al 49.4 % de la población ocupada, es decir que de los 21 millones de trabajadores, 10 millones 300 mil están bajo esta condición.

Adicionalmente la consultora Manpower indagó con 750 empresarios sobre sus intenciones de rebajar o aumentar su nómina en el presente año. El 23 por ciento proyectó ampliarla, un 8 por ciento planea reducirla y el 68 por ciento la piensa dejar en las mismas condiciones. El informe indica que la expectativa general de empleo se encuentra en un ambiente positivo, pero ha bajado considerablemente si se compara con años anteriores.

Pero ¿qué tipo de contrato laboral tienen los colombianos según el sector económico en el que se desempeñan? y ¿cuál es el porcentaje de conformidad frente al tema? Con este panorama, trabajando.com, empresa especializada en el reclutamiento y selección de personal, decidió consultar a 10 mil colombianos que residen en las principales ciudades del país encontrando que el 49% de los encuestados está inconforme con el contrato laboral que tiene.

Se investigó sobre el sector económico en el que trabajaban los colombianos. El 17% señaló desempeñarse en el sector de servicios, un 13% en el sector industrial. Con el mismo porcentaje, 13% afirmó trabajar en otro sector económico,  un 10% en el de transporte, otro 10% en el de comercio. Por su parte, el 9% aseguró que en el de la construcción, un 8% en el sector financiero, otro 8% en el sector agropecuario, el 6% en minero y energético, un 5% en sector de comunicaciones, y tan sólo un 1% lo hace al sector solidario.

Inconformidad en el trabajo, Kienyke

¿Qué tipo de trabajo tienen los encuestados?

El 46% de los trabajadores del sector de servicios, el que más reúne a empleados, dijo que tiene un contrato a término indefinido, le sigue el 22% a término fijo, el 15 % que no posee ninguna clase de contrato, 8% por prestación de servicios, otro 8% por obra o labor, y el 1% restante tiene un contrato por aprendizaje.

De las personas que señalaron trabajar en otro sector, el 30% afirmó tener un contrato a término indefinido, 28% a término fijo, el 15% trabaja sin contrato alguno. Por su parte, 13% por prestación de servicios, 9% por obra o labor, mientras que el 5% de aprendizaje.

Los colombianos y la inconformidad contractual

La compañía reclutadora preguntó: ¿están conformes los colombianos con el tipo de contrato que tienen actualmente? Ante esta pregunta, el total de encuestados, que supera los 10.000, respondió lo siguiente: 51% afirmó estar conforme, mientras que el 49% no lo está.

Andrés Mauricio Ballén es el vocero de Trabajando.com. Sostiene que el porcentaje de encuestados que está en desacuerdo con la modalidad contractual es muy alto, lo que deja claro que las condiciones, el tipo de contrato, el salario o la remuneración por la labor desempeñada, no satisfacen las necesidades económicas de muchos trabajadores en el país. “Podemos decir, según nuestros estudios y análisis sobre el mercado laboral en Colombia, que el dinero que devengan los empleados del país no les alcanza para cubrir sus responsabilidades familiares y personales”, asegura.

José Ampuero, analista del mercado laboral, dice que si los empelados llegan a contar con algún tipo de problema con el contrato o el salario, pueden denunciar estas irregularidades ante el ministerio de Trabajo. Es aquí donde las instituciones gubernamentales deben formular y orientar una política pública en materia laboral que ayude a mejorar la calidad de vida del colombiano. “La formalización de empleo es importante a la hora de garantizar el derecho al trabajo decente; también se deben ampliar las estrategias con respecto a derechos fundamentales del trabajo y el aseguramiento para la vejez”.

Trabajo, inconformidad, Kienyke

Ricardo Garcés, director nacional de reclutamiento, anota que independientemente del sector económico, los contratos verbales de trabajo son tan válidos como los escritos.“Siempre es recomendable que las empresas suscriban con sus empleados, contratos laborales donde se estipule, por parte del empleador y del trabajador la actividad a desarrollar y el lugar de trabajo,  el salario y las fechas de pago (diario, semanal, por tarea, obra, etc.), y la duración del contrato”, afirma.

¿Les incumplen a los trabajadores con el tipo de contrato?

En las 10.000 encuestas diseñadas el 69% de los empleados respondió no haber tenido problemas con el contrato ofrecido por la compañía, mientras que el 31 % aseguró que sí les han cambiado las condiciones. Muchos opinan que la empresa ahorra en costos con el tipo de contrato que ofrece y un 10% cree que posee ese tipo de contrato porque la empresa no se preocupa suficientemente de sus trabajadores.

“Hemos encontrado que la modalidad freelance, contrato por prestación de servicios, y otro tipo de contrato en condiciones de trabajo definidas, presentan mayor porcentaje de informalidad laboral y en algunos casos, el incumplimiento del mismo”, recuerda Andrés Ballén quien  destaca que siempre es recomendable que los empleadores pacten acuerdos laborales mediante un tipo de contrato físico con su empleado, donde se tenga en cuenta la actividad, el tiempo de contrato y el salario.

Twitter: @cahurtadokyk

Lea también: Los pequeños clientes que le ganaron a las grandes marcas

Panini: una historia hecha con figuritas