Él administra la fábrica de premios Nobel

Él administra la fábrica de premios Nobel

4 de Febrero del 2014

Trece premios Nobel de Economía, dos de paz  y el mismo número en literatura han pasado por sus salones. Entre ellos se destacan el estadounidense Paul Krugman(Economía), el costarricense, Óscar Arias (Paz), y el irlandés George Bernard Shaw (Literatura). Treintaiséis  jefes de gobierno, entre los que se encuentra el presidente Juan Manuel Santos, han visto clases allí.

Más de nueve mil estudiantes, de 145 países, están especializando sus conocimientos; el 40 por ciento de sus docentes son extranjeros, en su Campus se hablan aproximadamente 100 idiomas y tiene una red de 100.000 exalumnos en 190 países.

¿Qué la hace tan prestigiosa? ¿Es difícil hacer un pregrado o especialización allí? Kienyke.com entrevistó a Craig Calhoun, director del London School of Economics, institución que va a la par de universidades como Harvard, Stanford UC y Berkeley. Habló de la discriminación al inmigrante en el Reino Unido, la cultura del ahorro y la clave para hacer una verdadera fábrica de premios Nobel.

London School of Economics, LSE, Kienyke

¿Es una persona ahorradora?

A mí me gusta invertir, no me gusta solo ahorrar por ahorrar. Me agrada pensar qué cosas buenas puedo hacer con este dinero, y cómo invertirlo para hacer algo productivo. Algunas veces para hacer más capital, otras veces para poder colaborarle a alguien más.

¿Dónde guarda el dinero que recibe? ¿En el banco o en la mesa de noche? Esto se lo pregunto por la crisis económica en Europa.

¡Uy! (Risas), difícil pregunta. No guardo mi dinero debajo de la cama y no le recomiendo hacerlo a nadie porque un billete nunca estará completamente seguro. Le confío mi dinero a personas profesionales en el manejo de finanzas.

¿Cómo se fabrica un premio Nobel?

Bueno, primero tienes que hacer algo brillante y luego te aseguras que todo el mundo se entere de ello.

Al final, ganar un Premio Nobel es netamente individual, tú puedes tener un gran equipo, pero al final lo importante es la persona. En la institución hay 13 premios nobel de Economía, pero además, contamos con dos Nobel de Paz. Un ejemplo es nuestro graduado Óscar Arias (Expresidente de Costa Rica). Él no es una persona que se enfocó en la investigación y aun así consiguió ganar el premio. Muchos de los ganadores de nuestra institución son de diferentes países. Las universidades colombianas tienen que establecer conexiones globales para poder tener más Gabriel García Márquez.

En esta universidad hay una comunión ideológica que permite que tanto marxistas, como asesores de Margaret Tatcher hayan compartido experiencias dentro de un mismo salón. ¿Cómo se da una clase con corrientes ideológicas tan distintas?

Esta es una de las mejores cosas de nuestra universidad, la capacidad de discernir con los otros. Los estudiantes saben que pueden estar en desacuerdo con los demás y aprender en los debates de las otras ideologías. Nosotros podemos tener muchos tipos de pensamiento, pero al final le apostamos a eso porque sabemos que conociendo más puntos de vista, es que los estudiantes van a tener una perspectiva más grande de las cosas. Lo más importante es que siempre los profesores y los mismos estudiantes le pregunten al argumentador, cuáles son las razones y las evidencias de lo que se plantea.

Craig-Calhoun

Craig Calhoun, director del London School of Economics.

Este arsenal de destacados profesores y analistas económicos ha sido capaz de explicarle a los ciudadanos europeos ¿cómo salir de la crisis?

Nosotros tenemos algunas ideas y obvio, como tenemos muchos profesores, entonces contamos con un mar de estrategias. Algunas opiniones han sido publicadas en conjunto, como por ejemplo, una en la que tiene que haber inversión en educación. Por otra parte señalamos que haber inversión en la creación de empleos. No puede haber crecimiento económico sin la generación de trabajos; y tres, se deben formalizar las condiciones laborales. Estas son algunas de las claves. Después hay otras como el resolver los problemas políticos para poder tener una mejor relación económica entre los países. La comunidad europea no tiene la disposición para resolver sus problemas. Así que se debe tener una muy fuerte relación entre los países para de igual manera tener una muy fuerte economía.

¿Hay muchas universidades, muchos estudiantes, y muchos desempleados en su país?

Creo que hay muchos, pero no las suficientes. Hay un gran número de estudiantes pero no tienen el suficiente apoyo. Universidades también hay muchas pero tampoco demasiadas. Estamos saliendo de la crisis con políticas económicas austeras. Estas que se aplicaron en Colombia a finales de los 90. Aprendemos mucho de ustedes.

¿Qué tipo de personas se pueden educar en su universidad? ¿Se puede acceder a sus programas desde una posición económica humilde?

Nosotros no miramos la riqueza o la pobreza para dejar ingresar a una persona, nos basamos en las calificaciones, en los logros que ellos han tenido. Seguramente es más difícil para un individuo pobre, porque seguramente su educación secundaria no fue tan fuerte,  pero en nuestra institución hacemos el esfuerzo de buscar a personas no tan ricas con una buena formación académica. ¿El perfil? Es básicamente aquella que haya sido excelente en sus estudios previos. Es lo más importante. Las personas que no pueden pagar lo que cuesta nuestra matricula reciben becas para adelantar sus estudios. Así que no solo las personas de dinero pueden llegar al London School of Economics. Buscamos estudiantes que quieran aprender y que luego quieran compartir ese conocimiento con los demás y por supuesto aplicarlo para construir un mundo mejor. Al final lo más importante es la excelencia en los estudios.

En el Reino Unido están protegiendo al mercado nacional. Cada vez es más complicado ingresar al país en calidad de extranjero. Y trabajar allí, ni se diga. ¿Hay persecución hacia el inmigrante en su país?

Primero que todo el gobierno británico es demasiado austero y debería ser todo lo contrario, inversión es el camino. Segundo, el gobierno se volvió populista y tiene miedo de que muchos extranjeros lleguen, por eso hay muchas restricciones con la visa. Sin embargo no siempre es así, porque todos los estudiantes que son aceptados por nuestra institución obtienen los papeles necesarios, así que para nosotros eso no es un problema. Pero para el resto del país el hecho de que lleguen muchos extranjeros crea una mala reputación, ya que la población cree que les van a quitar los trabajos y van a ser desplazados por los inmigrantes.