En el tema de tierras el Estado actualiza inventario de bienes

En el tema de tierras el Estado actualiza inventario de bienes

17 de febrero del 2014

En Colombia se roban las tierras porque tenemos hoy una desactualización del 56% del territorio rural, y un 3% de ese territorio no ha sido formado ni física ni jurídicamente.

La radiografía –cruel pero real- la cuenta Juan Antonio Nieto Escalante, director del Instituto Geográfico Agustin Codazzi, IGAC, encargado de elaborar la cartografía oficial del país, el mapa de la nación.

“Colombia es un país con una altísima informalidad en materia de propiedad de la tierra, y el primer acuerdo que se aprobó en La Habana habla de la actualización catastral rural en Colombia”.

Juan Antonio Nieto Escalante, Kienyke

Las tierras están subutilizadas….

Ese es uno de los estudios que surgen del Instituto. Tenemos 22 millones de hectáreas con vocación agrícola y tan solo estamos explotando 5,3 millones de hectáreas. Por el contrario, tenemos 17 millones de hectáreas con vocación ganadera y hay una sobre-explotación de 35 millones de hectáreas.

Son datos de un estudio técnico entregado al ministerio del ramo para que se pueda redefinir y replantear todo este modelo de desarrollo rural que ha presentado el presidente Juan Manuel Santos.

¿Qué faltó? ¿Organización, voluntad política?

El gran reto que ha asumido este gobierno es el de levantar la sábana, la informalidad como lo ha mencionado el superintendente, porque durante muchas décadas, esta situación es la que ha venido fomentando en problema de tierras.

Y cuando se habla de desactualización, estamos hablando de más de cinco años que el Estado no pasa por allí, para hablarlo de manera coloquial, a revisar física, jurídica y fiscalmente este territorio. Por lo tanto, hoy hay tierras que no sabemos de quién son y es justamente el propósito que tenemos en el IGAC.

¿Esos vacíos conducen que haya un campo fértil para la ilegalidad?

Totalmente. Pienso que ahora que se habla tanto del tema de despojos, el principal despojado ha sido sin duda el Estado colombiano, y el propósito que se tiene como política de Estado, como una política de Gobierno, es poder, entre las entidades que hacemos parte de todo este proceso de formalización y de legalización de predios en el país, generar esa legalidad. Que no haya un metro de tierra sin que tenga un nombre, un propietario claro.

Viñedos, Kienyke

¿Cómo se avanza en el proceso de actualización catastral multipropósito como lo llaman ustedes en el instituto?

Esta es una reconceptualización que se está haciendo sobre el tema de catastro. A nosotros siempre se nos ha visto como un inductor de impuestos, como si el catastro solamente sirviera para que los alcaldes sobre esa base pudiesen establecer el tema de tarifas, de impuestos que pagan los ciudadanos todos los años. Lo que estamos buscando es que en adelante- el catrastro le entregue líneas técnicas a los alcaldes para reorientar el ordenamiento territorial, una asignatura pendiente del país.

¿Cuál es la relación de las tierras y la paz, según los diálogos de La Habana?

Es toda y todas las entidades del Estado trabajamos en el tema. El Incoder, superintendencias, la Unidad de Restitución de Tierras, el Ministerio de Agricultura especialmente en el programa de formalización, el IGAC, la Unidad de Víctimas, los departamentos, son los municipios.

¿Se está construyendo el mapa nacional?

Buscamos un sistema de información geográfico colombiano único. Hoy cada dependencia o entidad del Estado tiene su mapa, por llamarlo coloquialmente.

¿Cómo es el instituto, su estructura?

Tenemos solvencia técnica y científica, garantizada con 78 años al servicio del país. Somos los encargados de hacer la cartografía oficial.

Estamos tratando de llegar con Google Earth y ya hemos implementado servicios de manera virtual.

Se busca identificar hasta el último metro de este país con el propósito de dejar clara la propiedad de esos predios. Aspiramos a actualizar 3 millones 300 mil predios.

¿En qué consiste el nuevo sistema catastral y el número predial nacional?

Es una decisión que tomamos recientemente y que se venía aplazando por años en el Instituto, con el propósito de generar fundamentalmente transparencia en los trámites catastrales que se efectúan en el país.

Hoy la información se maneja de manera fragmentada, muy arcaicamente, muy físicamente y el sistema nacional catastral va a permitir, junto con el número predial nacional, generar esa transparencia. Permitirá que los usuarios puedan hacer sus trámites desde donde se encuentren.

Hoy un parque cementerio –por ejemplo- se registra como un lote. Con el próximo número predial van a estar identificados los pequeños lotes que están dentro de ese gran lote, pero además también en el caso de la propiedad horizontal vamos a poder tener una mayor definición sobre las áreas, sobre lo que esa propiedad horizontal tiene, para que los alcaldes municipales, para que las entidades territoriales, puedan proceder con el respectivo cobro de impuesto.