El primer bar para sordos está en Bogotá

28 de junio del 2017

Según el censo del Dane, es el 14% de la población en la capital

El primer bar para sordos está en Bogotá

Foto: Shutterstock

‘Sin palabras’ es la iniciativa del joven emprendedor Cristian Melo, el primer lugar adecuado para la comunidad sorda que según el censo del Dane es el 14% de la población en la capital.

El lugar abrió sus puertas el pasado viernes 16 de mayo, Melo explicó: “nació inicialmente en el SENA, cuando vimos comunicándose a dos personas sordas hablando a través de la lengua de señas y nos pareció importante empezar a indagar acerca de los lugares que ellos frecuentaban”.

Ahora no serán ellos quienes se adapten a los lugares sino los oyentes, por esto existe la posibilidad de aprender el idioma por medio de los menús y realizar el pedido a través de estos. “Todas las luces van a estar apagadas y cuando ellos enciendan la luz el mesero se va a dirigir a las mesas para atender al público”, agrega Cristian el creador del lugar.

Además, “tenemos un piso en madera, creo que es ‘plus’ principal del lugar, porque a través del piso se van a generar vibraciones de la música con un volumen bajo para que las personas que son oyentes también se sientan a gusto”, explica Cristian.

Todos los viernes habrá muestras artísticas de danza, teatro y cuenteros para que la comunidad sorda también salga a divertirse.

Además de esta iniciativa, la Universidad Sergio Arboleda informó que ofrecerá los primeros posgrados en Colombia dirigido a personas con discapacidad auditiva. Los tres primeros posgrados se desarrollaron en colaboración con el Instituto Nacional para Sordos (Insor).

“La universidad ha decidido comprometerse con la inclusión y lo hacemos vinculando estudiantes y docentes con discapacidad, generando un capital de conocimiento, que ahora se suma al de los 60 años de experiencia del Insor”, manifestó el decano de la Escuela de Educación, Juan Sebastián Perilla.

Con estas iniciativas son más accesibles las oportunidades para lo no oyentes, como lo dice Cristian Melo “los sordos siempre se han tenido que adecuar a la comunidad oyente, en este caso la comunidad oyente es la que va a tener que adecuarse a ellos”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO