El restaurante amigable con el medio ambiente en Bogotá

Foto: Alimenta Food

El restaurante amigable con el medio ambiente en Bogotá

11 de junio del 2017

Actualmente, en Colombia las personas son cada vez más conscientes acerca de la importancia de cuidar y preservar el medio ambiente. Dejó de ser un tema de segundo plano para convertirse en uno de los desafíos más grandes que tenemos en el país y el mundo en general.

No es coincidencia que hoteles, restaurantes, y otras empresas hayan empezado a mejorar el uso de sus residuos y a ser cada día más eco amigables, haciendo de ésta una prioridad y no un requisito. Alimenta Food, un restaurante de Bogotá, creó una cultura saludable, natural y ambientalmente responsable.

El espacio del restaurante es sostenible ya que hacen uso de elementos reutilizables: las mesas están hechas de carretes de cables y las sillas son elaboradas con estibas, el 60% de estos muebles son producto del ‘sillaton’.

Amigos y familiares donaron las sillas para ser reutilizadas, las lamparas son fabricadas con material reciclado de ramas de arboles cortadas que encontraron en un parque y partes de engranaje de una puerta.

Además, el techo es decorado con hojas caídas, el frondoso tronco que hace parte de la decoración principal del restaurante fue recogido en un lugar aledaño luego de haber sido talado y botado. Los residuos y desechos son aprovechados para evitar el desperdicio de materias primas e insumos.

Adicionalmente, la mayoría de sus empaques son elaborados en material reciclable y son 80% biodegradables. Edison Quintero, socio fundador del restaurante afirmó “Para nosotros es muy importante poder lograr que las personas que asisten a nuestro restaurante puedan generar conciencia sobre la importancia de cuidar nuestro recursos naturales.

“Es por lo anterior, que nos tomamos muy en serio la tarea de NO usar pitillos en absoluto, ya que sabemos que son elementos que se demoran muchos años en desintegrarse lo cual es algo que explicamos a nuestros clientes incluso antes de que los lleguen a necesitar”.

“La reacción ha sido muy positiva y las personas tienden a entender y aprender el porqué es un detalle que llega a marcar la diferencia en nuestro medio ambiente. También servimos nuestras bebidas en envases de vidrio, hacemos uso de bolsas ecológicas e igualmente, buscamos que nuestro personal realice capacitaciones para que puedan reciclar de manera adecuada, no solamente en el espacio de trabajo, sino también en sus casas y así poder aportar a mejorar el futuro de las nuevas generaciones.” 

Los colombianos generan 11,6 millones de toneladas de basuras al año, de las cuales solo se recicla el 17% de los residuos y no se hace la separación en la fuente ni la recolección selectiva. En países de la Unión Europea se aprovecha el 67% de los residuos generados.

Colombia, por su parte, muestra muy bajas tasas de aprovechamiento y valorización de residuos en comparación con España con el 37%, Holanda con el 99% y en 27 países de la Unión Europea con 67% en promedio.

El impacto ambiental se puede mitigar evitando usar todo aquello que de una u otra manera genera un desperdicio innecesario, reutilizando los productos y darles la máxima utilidad a los objetos sin la necesidad de destruirlos o deshacerse de ellos.

Y por último reciclar, se pueden reintegrar los materiales o desechos a otro proceso para hacer los mismos o nuevos productos utilizando menos recursos naturales. Estas son pequeñas formas de aportar a ese cambio tan necesario en el mundo y en la cultura de todas las personas.