Ellos diseñan grandiosos morrales con paracaídas desechados

Ellos diseñan grandiosos morrales con paracaídas desechados

12 de julio del 2015

Desde el 2014 el colombiano Jorge Luis Garzón, quien reside en Buenos Aires (Argentina), es el dueño de Nouvelle Bags, una promisoria empresa que innova con materias primas que a otros no les sirven.

Con su hermana, y en ocasiones su madre, fabrican maletas con los paracaídas que alguien ya desechó.

“Somos recicladores postmodernos que trabajamos con parapentes y paracaídas en desuso. Todas nuestras piezas son únicas y están hechas a mano”, comenta Jorge Luis.

Debido a las estrictas políticas de seguridad que envuelve la práctica de los deportes aeronáuticos, entre ellos un número particular de horas (300), el paracaídas o parapente no debe continuar usándose para volar independiente del estado en el que se encuentre.

De esta manera, los colombianos vieron una oportunidad para contribuir con el diseño y el medio ambiente.

“Mandamos a nuestras ‘hordas de osos’ a recolectar parapentes en desuso por todo el mundo, limpiándolos y reacondicionándolos para crear con ellos objetos que antes supieron volar”, explican al tiempo de aclarar que todos sus productos son fabricados a mano.

Lea también: La historia de unos ingenieros colombianos inspira una serie animada

Jorge Luis es quién tiene la importante labor de recolectar, explicar el proyecto y gestionar el traslado de la materia prima.

“Lo principal es tener un vínculo fuerte con pilotos de todo el mundo; a ellos les encanta la idea, pues son conscientes de la utilidad de la tela de sus velas, incluso pasadas las horas reglamentarias de vuelo. Nos hemos comunicado con deportistas de todo el mundo, a ellos les encanta ver lo que hacemos con sus velas”.

Los universitarios son sus principales compradores. Sin embargo, en el momento se encuentran experimentando con bolsos, mochilas, chaquetas y otras prendas impermeables que les puede abrir el mercado.

“Creemos que el futuro es la compra online”, comentó Jorge Luis a Kienyke.com. Quienes los siguen en sus redes sociales pueden acceder a diferentes promociones por medio de divertidas interacciones que realizan.

Colombia y Argentina son los principales países con compradores, pero también han enviado piezas a Estados Unidos y México. Sus morrales cuestan, en promedio, 90 mil pesos y hacen envíos a varios países sin costo adicional.

Lea también: ¿Quiere armar una fiesta con sonidos colombianos? Bájese esta app

Los paracaídas y parapentes están hechos de nylon, material que tarda en degradarse entre 30 y 40 años.

Es un material resistente que, luego de ser desechado por los paracaidistas, algunas personas en el mundo le dan diferentes usos.

En África por ejemplo, se lleva a cabo la iniciativa ‘Rainchutes’, con la que algunas comunidades construyen aljibes para que les permita recoger agua de lluvia en zonas áridas durante las temporadas de lluvia.